Muchas veces recibimos ayuda de quienes menos lo esperamos…

0
236

En la vida de las personas hasta del ser más organizado del planeta, en algún momento se requiere ayuda, todos atravesamos situaciones en las cuales requerimos de alguien más, que nos tienda una mano, que nos brinde un hombro para llorar, que sean solidarios con nosotros o sencillamente, que compartan nuestros logros, es parte de la naturaleza humana necesitar del semejante para salir adelante, igual es justo y necesario mantener siempre la disposición para servir y ayudar a los demás, siempre con humildad sin rebajamiento.

Uno de los secretos profundos de la vida es que lo único que merece la pena hacer es lo que hacemos por los demás. Lewis Carrol

Por esa misma necesidad, siempre tenemos un estándar de personas en nuestra vida que sabemos no nos fallarán y siempre estarán incondicionalmente, gran parte de esas personas se conforma dentro de la familia, otras se relacionan directamente con nuestra pareja, algún jefe o algún amigo cercano, siempre tenemos ese ser identificado con cada sufrimiento, con cada necesidad en nuestra vida, es como si existiera un ser para cada problema o situación.

Curiosamente, en muchas situaciones terminamos siendo ayudados por quienes menos lo esperamos y es que hay personas en nuestra vida, que tienen una capacidad indescriptible para estar en el lugar exacto y en el momento indicado, cuando más se le necesita, esto nos enseña a no subestimar a los demás y a tener humildad y bondad, ante las ofertas que nos realizan nunca sabemos quién puede ayudarnos y en que medida.

El mayor espectáculo es un hombre esforzado luchando contra la adversidad; pero hay otro aún más grande: ver a otro hombre lanzarse en su ayuda. Oliver Goldsmith

Así, la vida suele sorprendernos con la solidaridad de esas personas que jamás nos imaginamos que pudieran ayudarnos y siempre, terminamos recibiendo solidaridad y apoyo de quien menos lo esperamos, por esta razón, debemos estar abiertos humanamente a toda persona que cruza nuestro camino, evitando los prejuicios y juzgar a los demás  pues nunca sabemos con quién podemos contar en alguna parte de nuestra historia.

Prestad auxilio si queréis hallarlo. Félix Magia de Samaniego

No te sorprenda que en alguna situación de tu vida termines siendo asistido por quien menos lo esperabas, por el contrario, encuentra siempre la disposición para agradecer a todo aquel que tiene el tiempo, la solidaridad y la disposición, para brindarte ayuda, no importa que sea tu afín o no, a fin de cuentas todos en algún momento lo necesitamos y para ello debemos estar en disposición de recibir esa ayuda que llega siempre en el momento y en la persona que menos esperamos…

Via: Sara EspejoEl rincón del tibet.