Para la mejor mamá del mundo

0
564

Has cuidado de mí y no encuentro una mejor frase para comenzar todo esto que quiero decirte. Has cuidado de mí en todos los momentos, no importa la situación tú siempre estás ahí, siempre está tus brazos para consolarme en los momentos difíciles, además, siempre me has demostrado ser fuerte y me haces pensar que no hay nadie más que pueda estar a mi lado como tú lo has estado. Estoy muy feliz estando a tu lado porque sé que nadie podría tocarme, si alguien se atreviera hacerlo ahí estarías tú para sacar las garras por mí. Tengo que agradecerte mucho de lo que has hecho por mí y no creo que encuentre la manera de hacerlo, porque ha sido demasiado lo que has entregado por mí que sé que no hay manera de agradecerte lo suficiente.

Gracias por no solo darme mi vida sino ser parte de ella en cada segundo y aunque sé que he pasado momentos difíciles como de rebeldía y no te he demostrado el amor que tengo hacía ti, creo que las letras que estoy poco a poco escribiendo son las cosas que siempre he tenido en el corazón. Tengo miles de cosas e historias que puedo contar de mi madre, de esa persona que se ha convertido en mi todo. No tengo palabras para decirte gracias, un gracias que siempre queda corto de lo que tengo que agradecerte. No puedo seguir adelante si tú no estás en mi vida, eres la persona que quiero que esté a mi lado toda mi vida porque sé que me has falta siempre; no importa que los años pasen, cada vez que estoy entre tus brazos encuentro paz y seguridad, no importa que yo sea una adulta porque cuando esto a tu lado vuelvo a esa niñez que hiciste tan feliz.

Mi primer amor fuiste tú, esa persona que fue la primera en aparecer en mi vida y que fue la primera a la que mis ojos pudieron ver y lo que le agradezco mil veces a Dios. Gracias  por mantenerme en tu vientre por tanto tiempo, por soportar todos síntomas por mantener mi vida en ti, por intentar darme una oportunidad de salir y ver tus hermosos ojos, escuchar tus sabios consejos y ser parte de ti. 

Eres la mejor madre del mundo, eres la mejor persona que he conocido en mi vida, ese paño de lagrimas que no cambiaría por nada y mucho menos por nadie. Mamá tengo miedo de que me hagas falta, de despertar un día y darme cuenta que te has ido para siempre; eres el único motivo por el cual le tengo miedo a la muerta, a la despedida eterna. No puedo decirte adiós, no puedo sacarte de mi vida porque eres la mejor. No hay nada que pueda ver en ti que no valga la pena, eres perfecta, la mejor mamá que me pudo haber tocado y lo único que puedo hacer es intentar regresarte cada una de las cosas que has hecho por mí. Gracias mamá por existir.