Mi valor no puedes compararlo con el de ella 

0
253

No voy a pelear por ti, ni esperes que estoy aquí para recuperarte porque la verdad desde hace un tiempo que ya no me interesa lo que hagas o dejes de hacer, porque estoy segura que no perdí más de lo que puedo conseguir en otro lugar, pero lo que me extraña es que me hayas cambiado por alguien más, por alguien que no tiene el valor que yo tengo.

Tómalo como lo quieras tomar, pero esta es la verdad. No soy lo mejor, de eso estoy consiente pero, sé que tengo un valor que no muchas pueden lograr, sé quien soy y a donde quiero llegar. Sé cuanto valgo para los demás y cuanto valor tuve para ti. En estos momentos ya no me importa lo que pienses o llegaste a pensar de mí, porque ya no eres parte de mí, porque ya no me importa agradarte ni ser lo mejor para una persona que en el momento no supo valorar lo que era y todo lo que le entregaba. No puedo entender porqué te fuiste con alguien peor, con alguien que nunca te podrá dar todo lo que yo te di, todo ese amor que te entregue mientras estuvimos juntos. No puedo entender porqué no quisiste seguir a mi lado a pesar de que te entregué todo lo que tenía por dar, a pesar de que sabías que el amor que sienta por ti era verdadero, que te apoyaba cuando lo necesitabas y que estaba dispuesta estar a tu lado a pesar de la situación, sin importar que fuera mala o bueno… yo estaría ahí.

Te fuiste con alguien que no puede entregarte el amor que yo te di porque no comprende lo que eres, porque no te conoce como yo lo hago y lo hice en su momento. No puede entregarte el mismo cariño que yo te di porque yo conocía lo más profundo de tu alma y de tu mente. Yo sabía que te gustaba y que odiabas, sabía entender cada uno de tus gestos porque con ellos podías decir miles de cosas, cosas que nadie más podría decir, que nadie más podría adivinar. Todo lo que te exprese en su momento era porque quería cuidarte, porque quería que fueras feliz y yo me encargaría de eso. Te di la mano cuando más lo necesitabas y estuve a tu lado compartiendo los mejores momentos porque sabía que me necesitarías. Intente ser lo mejor para que nunca te fueras, puse demasiado de mí que incluso olvide quien era yo y cual era mi camino. Mi mirada estaba enfocada en ti y eras lo único en mi mente durante el día. No podía evitar ser quien era cuando estaba a tu lado y lo único que me entregaste fue irte con una persona que ambos sabemos no te entregará el tiempo que yo te regale, que no estará contigo en todos los momentos y que quizá no querrá darte su mano cuando tú más la necesites. Lo único que nos queda es seguir adelante y no mirar hacia atrás.