Mereces alejarte de todas esas personas que pueden hacerte daño 

0
4876

Nadie quiere estar rodeado de personas que lo único que hacen es querer verte caer, que hacen lo posible por derrumbarte, por ponerte trampas al caminar para que caigas y en ese momento sentirse superior que tú. Nadie quiere estar cerca de ese tipo de personas que solo se la pasan envidiando lo que tienes en ella vida, que desean que no tengas ningún éxito pero que puedas llenarte de fracasos; de nada sirve regalarle una parte de tu vida a una persona que no te valora y que lo único que hace a tu lado es encontrar la manera de fregarte para sentirse mejor en su interior.

Es difícil saber qué tipo de personas están a tu alrededor sobre todo cuando no sabes que es lo que tienes que hacer para que todo el mundo sea quien es en su interior, que no se coloque la máscara de hipocresía mientras se encuentra a tu lado, lo único que nos queda hacer es abrir muy bien nuestros ojos para darnos cuenta cuando una persona está a nuestro lado porque quiere estarlo ara apilarnos y compartir su vida on nosotros y no para estar jodiendo con cada paso que damos. Es posible darnos cuenta cuando una persona solo quiere vernos en el suelo, pero necesitamos poner mucha atención cuando se encuentra a nuestro lado, cuando necesitamos un buen consejo para salir de un problema, cuando está ahí en todo momento, cuando se encuentra en nuestras alegrías y éxitos, pero que también está en nuestros momentos difícil, cuando no se aleja de ti y te toma en cuenta en cual quien plan importante en su vida. Puedes saber que esa persona está contigo porque te aprecia cuando te sirve de hombro cuando no sabes a donde correr porque alguien te ha lastimado, porque sabes que las cosas están mejor cuando esa persona aparece en tu vida. Puedes darte cuenta cuando esa persona solo está contigo porque siente envidia cuando se alegra en las dificultades y se aleja de tu camino cuando todo está yendo bien, cuando has tenido un éxito con algún proyecto o meta.

No podemos seguir caminando a ciegas, sino que necesitamos abrir muy bien nuestros ojos y observar a todos los que se encuentran a nuestro alrededor. Mirar quien está para apoyarnos para siempre y los que no, es momento de que actuemos, de que dejemos atrás el que dirán, sino que nos alejemos rápidamente de esas personas que solo quieren hacernos daño. No es necesaria la venganza, no es necesaria la respuesta con la misma actitud del daño, pues al hacerlo así nos bajamos a su nivel, a un nivel que nos hace convertirnos como ella o él. Lo mejor es dejar pasar el daño y alejarlos lo más pronto posible y no volver a mirar hacia atrás para evitar regresar el dolor y demostrarle que puedes seguir aunque no estés a su lado. Demuestra que puedes hacerlo todo lo que te propongas y que te ha dejado de importar todo lo que opinen de ti; no demuestres miedos porque ellos se harán más fuertes, demuestra que puedes para que los pierdan todas sus fuerzas.