Te vas y lo entiendo 

0
2458

No puedo retener a una persona a estar a mi lado porque esto es lo que no estaba esperando para mi vida, esto no era lo que yo estaba buscando. Lo que yo buscaba era una persona que quisiera estar a mi lado por siempre, una persona que estuviera desacuerdo conmigo en compartir una vida, miles de cosas y almacenar los mejores recuerdos para un futuro, un futuro mejor que fuera para ambos. Es por eso que entiendo tu decisión, es por eso que estoy dispuesta a abrir mis brazos y dejarte ir el día de hoy, porque no soy nadie que pueda decir que es lo que tienes que obtener en la vida, que es lo que tienes que hacer para vivir. Te vas y te juro que lo entiendo.

Tienes esa libertad que me has pedido y te juro que no te detendré nunca, sigue tu camino que es lo mejor porque al final no eras lo que yo estaba esperando, lo que yo busqué. Sé distinguir las cosas buenas de las malas y sé que tú no eras bueno para mí, porque tomaste la decisión de alejarte de mí, de un amor que te entregué con todo lo que soy, un amor bueno y puro. Estoy dispuesta a dejarte ir, dejar que te vayas y que me dejes seguir mi propio camino fuera de una relación enfermiza. Así como te otorgo tu libertad también abrazo la mía porque le doy la bienvenida a una nueva oportunidad, a la oportunidad de encontrar a una mejor persona, alguien que me haga sentir feliz y me demuestre que yo no estaba equivocada con el amor, que es posible encontrarlo en este mundo lleno de falsedades, de hipocresías y dolor. El que te vayas no significa que pierdo las esperanza de encontrar a una mejor persona que tú y que me pueda entregar lo que yo siempre esperé.

Me duele ver que nuestro amor se a roto, pero no puedo hacer nada ni quiero hacerlo porque sé que es lo mejor, porque sé que no quiero estar con alguien que llegue a lastimarme y quiero evitarme el trago amargo de tener que recordar por las noches las mentiras que tuvimos que decir para no tener una vida insoportable. Es lo mejor, quiero que te vayas de una vez y me dejes llorar lo que tenga que llorar, recuperarme y volver al camino sin tener que recordar lo que pasé a tu lado. Vivimos poco y ese poco estoy dispuesta a olvidarlo lo único que me queda es decirte adiós, un adiós eterno que se convierte en una sola lagrima que con el tiempo se hará un suspiro de olvido y recuperación para mi alma que ahora está rota. Lo único que me queda hacer es decirte adiós porque ya no queda nada de que hablar, las palabras se esfumaron para extinguirse y nunca más volver.

Llevo una herida que sé que sanará con el tiempo, porque el que decida decir adiós el día de hoy no quiere decir que no siento nada al perderte. Te amé y ahora solo quiero olvidarte.