Dime con quien andas y yo te diré lo tonta que eres 

0
2434

Sentir amor hace que nuestro cerebro se desconecte por un tiempo; coloca una venda en nuestros ojos para que no podamos observar lo que realmente esta pasando y hace que nuestra cordura se pierda junto con nuestro orgullo. Nadie es obligado a sentir amor, pero tampoco nadie puede escapar de sentir este sentimiento que a todo mundo logra poner loco.

El estar con una persona o el querer hacerlo hace que todo lo que éramos cambie drásticamente, que lo que antes éramos antes de sentir amor se pierda en el tiempo junto con nosotros. En ocasiones no podemos darnos cuenta de la persona de la que nos enamoramos porque nuestros ojos se encuentran cubiertos y no podemos ver realmente de quien nos hemos enamorado. En ocasiones hacemos cosas por esa persona sin que se la merezca y nos entregamos de una manera en la que no podemos decir que no, pues es el amor quien decide por nosotros, sobre todo cuando se trata de esa persona que se ha vuelto tan especial. Es por eso que puedes decirme con quien andas y puedo decirte que tan tonta eres.

Todas las personas podemos convertirnos en tontas por entregarnos a una persona que no lo merece, por estar con una que no valora nuestro tiempo, que está ahí por aligación y no por amor, pero que no lo demuestra cada día de nuestra vida. El estar con este tipo de personas, que no nos aman, que nos dañan y que nos sienten absolutamente nada al hacerlo nos hacen las personas más tontas del planeta, pues hace que no podamos ver más allá de ellas mismas y que no podamos valorar lo que realmente somos porque ocupamos nuestra mente y corazón para seguir amándolos. Nos convertimos en unos tontos cuando sabemos que nuestro lugar no esta a su lado, pero que seguimos estándolo porque lo necesitamos, porque se vuelve una necesidad estar a su lado a pesar de que no sienta absolutamente nada por nosotros.

Si estás con una persona que te ha demostrado que lo estará por el resto de su vida y que no le importa lo que tenga que pasar con tal de que nadie logre separarlos, estas con la persona incorrecta, pero no solo eso, sino que no puedes ser tonta, porque estás en el lugar que te corresponde y compartiendo tu vida y tiempo con la persona correcta. Si esa persona te llena de detalles, te demuestra que eres el amor de su vida y que estará por siempre a tu lado apoyándote no solo en tus éxitos sino también en cada uno de tus fracasos, que estará a tu lado en las buenas pero aún con mayor frecuencia en las malas. Tus manos y tu cuerpo le pertenecen cada vez que hacen el amor, pues te hace sentir la única persona en el mundo y construye junto contigo una nueva galaxia, un nuevo universo que solo será suyo y de nade más. Si este es tu caso no te preocupes que tienes un cero portento de tonta, y deberías seguir a lado de esa persona.