No es necesario abrir los ojos para ver un mundo mágico mientras estamos juntos

0
2281

Mis ojos se mantienen abiertos para poder ver tu rostro y tu cuerpo con detalle, todas esas características que me hicieron enamorarme de ti, todas esas cosas que me cautivaron desde le primer día en que te vi y que me hicieron prometerme a mí misma enamorarte todos los días de mi vida porque sabía que no encontraría a alguien mejor que tú. Mis ojos se cierran cuando comienzo a estar más cerca de ti, cuando nuestros labios se juntan y comenzamos a entrelazarlos besándonos y viajando a un nuevo mundo, un mundo mágico que solo nos pertenece a nosotros dos, que solo ambos tenemos la entrada a este lugar que hemos construido con cada una de nuestras caricias y besos.

Para ver este lugar y su mágica completa no es necesario abrir nuestros ojos, porque nuestros labios y manos nos guían a un solo lugar y nos hacen imaginar miles de colores y sensaciones que nos han dejado expresar nuestros sentimientos y poder ver la hermosura de este mundo que nos ha costado mantener en nuestra mente pero que sabemos que el amor nos seguirá guiando hasta el final.

Sé que si quiero sentir tranquilidad y encontrar un momento de paz para olvidar los malos momentos que he pasado durante el día, solo es cuestión de tomar tu mano, acercarme a ti y refugiarme en tus brazos para sentir que hay alguien que me ama y que está dispuesto a entregarse por completo porque siente amor por mí y por todo lo que soy; que no querría cambiar lo que soy porque se ha enamorado de lo que vio por primera vez. Amo pasar el tiempo a tu lado porque sé que no hay otro lugar que me guste más, que no hay nada que pueda comparar la vida que tu me das y el calor que tu cuerpo me hace sentir.

Eres todo lo que estuve buscando y sé que fuiste diseñado por mí y para mí. Quiero mantenerme a tu lado porque en ti encuentro protección y un amor incomparable. Sé que mi felicidad la puedo encontrar en ti y que desde que te conocí te convertirte en mi mayor anhelo y mi mejor tesoro, un tesoro al que nunca podré decir adiós.

De tu boca quiero escuchar palabras de mayor y de aliento cuando mi día no vaya de lo mejor, porque confío en que con todo lo que tienes puedes provocar miles de sensaciones en mi cuerpo, corazón y mente. Me gusta estar a tu lado y saber que contigo puedo confiar para todo, que estarás ahí para apoyarme y empujarme en mi camino para no caer, para que pueda tomar con mis manos mis sueños y pueda cumplirlos. Me has dado la confianza de creer absolutamente en ti, poder cerrar mis ojos y seguir pensando en que estarás ahí, y que no habrá nada que te mueva de mi camino porque lo que sentimos los dos es amor verdadero, un amor que nadie nunca podrá parar y mucho menos hacer que el amor termine entre tú y yo.