Él podía mentir y yo creerle

0
1561

El mentir es una de las características que demuestra la cobardía de cada uno de nosotros, pues en ellas podemos ocultar lo que realmente somos y engañar a los demás para que puedan confiar en nosotros. Otra de las cualidades de las mentiras es que permiten que una persona no quede sola, que esa persona al no ser bueno con quien es tiene que mentir y escudarse de una mentira para que pueda ser aceptado quizá en algún circulo social o con alguien en específico. Las mentiras son las que hacen que las personas puedan cambiar lo que son por fuera y que las personaste están. Su lado puedan caer en su trampa, pensar que son una persona mientras que en el interior son todo lo contrario.

En mi vida me tope con este tipo de personas que solo mienten para obtener lo que quieren sin importarle que alguien pueda salir lastimado, pues lo único que les importa son ellos mismos. La persona de la que te hablo es un hombre que ame con todo mi corazón, que me entregué en el cien por ciento sin importarme quien fuera él, pues confiaba en él y en todo lo que haba dicho ser. Confiaba demasiado en esa persona que había robado mi amor y que era la única que me hacía sentir increíblemente enamorada, pensaba que las cosas eran mejores a su lado pues sabía que nunca podría engañarme y sobre todo lastimarme. Lo único que pensaba era estar cerca de él y sentir todo su amor.

El tenía la habilidad de mentir, eso yo no lo sabía, y lo único que yo hacía era creerle, creer cada palabra que él me decía pues me hacía la persona más feliz de este mundo y lo último que pensaba era en dejar que se fuera y perderlo por no tener confianza. Sé que una de las claves de encontrar el amor es tener confianza, confiar en esa persona que esta a nuestro lado y pensar que esta dispuesta a entregarse la misma manera como lo estás dispuesta tú, pero he descubierto que lo que se dice es una mentira. No es fácil confiar en una persona o encontrar el momento perfecto para hacerlo, pero tienes que hacerlo porque lo amas con todo lo que eres y no puedes ver más allá que estar a su lado y no te importa más que estar en sus brazos.

Yo le creí cada una de sus mentiras y pesaba que nunca me lastimaría, que nunca me engañaría porque creía cuando me decía que me amaba, que era yo lo mejor que le había pasado en este mundo y eso me hacía sentir cada día mejor. Seguía a su lado y no podía alejarme de él hasta que descubrí que todo el tiempo que estuvo a mi lado me había mentido sin importarle todo el amor que le había entregado, ahí fue cuando comprendí que estuve a lado de la persona equivocada. Fue una experiencia y no vuelvo a caer en el mismo error.