Sonríe más y preocupante menos 

0
1883

Nada puede valer más de lo que tendrías que valer tú. Es momento de que prepares esa sonrisa y te acostumbres a traerla cada día de tu vida, no importa la situación, lo que tiene que importarte es que pase lo que pase lo mejor es sonreír, porque las cosas sean buenas o malas tendrán que pasar, porque el mundo seguirá su curso sin detenerse porque tu día no ha ido nada bien, porque algo malo ha pasado en tu vida y nada podrás hacer. Todos hemos tenido que pasar por cosas buenas y malas, pero a pesar de ello el mundo no dejará de rodar, él seguirá su curso y nunca se detendrá, así que no te queda nada más que seguir adelante e intentar olvidar las cosas malas para no tener que dejar de sonreírle a la vida y demostrarle que  tu seguirás de pie a pesar de todo.

Todos hemos tenido que pasar por situaciones que nos roban la energía de seguir adelante, que se colocan como una barrera y no nos dejan seguir recorriendo el camino que tenemos que seguir caminando. En ocasiones la vida nos coloca trampas en el camino, pero son estás las que nos preparan para aprender a caminar por el mismo sendero y no volver a tropezar con lo mismo, es por eso que no vale la pena dejar de sonreír por más que duela la caída. No dejes que ninguna situación en tu vida te amargue y haga que sigas tu camino pero con un amargo sabor de boca, haz que la vida se de cuenta que seguirás a pesar de todo y que no importa cuantas veces tengas que caer, tú te levantarás, te saludaras el polvo, volverás tu sonrisa a tu rostro y mandarás todo a la…

Sonríe más, no te preocupes que nadie te cobrará y, preocuparte menos que nadie podrá quitar las malas noticias y los problemas de tu camino, pues te amargues o no las trampas seguirán ahí esperando a que caigas en una de ellas. No te preocupes demasiado y tomate todo de la manera más tranquila, intenta regalarte una vida plena, llena de alegrías, de convivencias y recuerdos que te hagan feliz. Deja ir todo lo malo y aléjate de las personas que solo busquen hacerte daño, pues no vale la pena que te amargues una vida sin poder evitar lo que ha de venir. Recibe tu futuro con las manos extendidas y con una sonrisa, que el mundo vea que estás preparada para recibir lo que sea y, que estarás dispuesta seguir sonriendo porque sabes que lo haces por ti, que nadie logrará hacerte daño pues eres lo suficientemente fuerte para recibir lo que sea, que todo el daño, críticas y malas vibras que las personas quieran arrojar hacia ti se resbalarán sin poder hacerte daño ni hacer que tu animo caiga; demuestra a todo el mundo que seguirás adelante pesar de todo y de todos, ignora las preocupaciones y continúa con una enorme sonrisa y contagies a todos los que se encuentran a tu alrededor.