Pensé que los sueños no se hacían realidad hasta que llegaste a mi vida

0
3112

¿Cómo fue que pasó? No sé como fue que te encontré en mi camino o quizá fui yo quien caminé buscándote a ti. No supe como fue que llegaste a mi vida pero si sé que has sido lo mejor que me ha pasado y que te has convertido en lo único que tengo y por supuesto en lo único que quiero en este momento. No sé que es lo que tengo que hacer para retenerte en mi vida porque has aparecido como una ángel, como una bendición que no esperaba pues llegaste en el momento más difícil de mi vida, en el momento en el que no sabía como hacerle para seguir adelante soportando el dolor, soportando tanto fracaso y problemas que he tenido que pasar antes de tu llegada y algunos que aún me esperan.

Por mucho tiempo estuve esperando tener una vida como un cuento de hadas, de esos que de niños nos enseñan a creer en el amor y que existe la posibilidad de llegar a un punto en el que  viviremos felices para siempre. Estuve esperando el momento en que llegará mi vida a cambiar de color, de un tono que me diera esperanza, que supiera que todo mejoraría para siempre y que encararía la salida de todos mis problemas, de todos los fracasos por los que he tenido que pasar. Por mucho tiempo te estuve esperando, viendo la manera de llegar hacia ti y dame cuenta que lo único que necesitaba era a alguien que estuviera a mi lado dándome fuerza con su amor y su apoyo; tener a alguien que sabría como secar mis lagrimas y hacer que una sonrisa se dibujara en mi rostro para nunca más permitir que volviera a desaparecer, no permitir que se borrará. Se terminó el tiempo de espera, esa espera que me calo tanto en el pecho cada día que miraba a mi alrededor y me diera cuenta que no había nadie que pudiera hacerme sentir mejor, que me entregara su hombre y sus brazos para ayudarme a sanar las heridas que me han hecho los problemas y las pruebas que he tenido que pasar.

Ahora estás aquí y cuando llegaste me demostraste que era cierto cuando se dice que los sueños se hacen realidad, pues cuando llegaste todos mis problemas se hicieron mínimos y me enseñaste a ser fuerte no solo para mí sino también por todas las personas que están a mi lado. La vida me sorprendió al dejarme conocerte, enseñarme que todo es mejor estando a lado de una persona a quien amar y sobre todo cuando esa persona siente lo mismo que tú y está dispuesta seguir una historia a tu lado, escribirla y ser junto contigo el protagonista. Soy feliz ahora que estás a mi lado porque no hay más dolor, porque las lagrimas han cesado y la esperanza a vuelto demostrando que aún queda un futuro mejor desde el día que llegaste a mi vida. No estoy dispuesta a dejarte ir ahora que por fin has llegado a mi vida.