La vida me entregó al mejor compañero… el amor de mi vida 

0
2939

¿Qué hacías lejos de mí? Lejos de estos brazos que ahora ya no pueden vivir sin ti, de mi mente que no puede dejar de pensarte y de mi corazón que te anhela día y noche. Cada minuto te necesito y pienso en todas las posibilidades que tengo al estar a tu lado, de todas las cosas que sueño pasar a tu lado y de toda esa vida que ahora yo te entregó; te entrego mi futuro y todo lo que tengo.

Desde el día en que te vi, cuando me di cuenta de tu existencia sabía que serías tú la persona que me llevaría a ese mundo de fantasía donde solo hay amor y esperanza, donde el dolor se olvida y las lagrimas se secan para nunca más brotar. Eres todo lo que yo estaba buscando, todo lo que esperaba tener para toda mi vida. Gracias por haber llegado a mi vida y demostrarme que el amor verdadero existe, que lo mejor que tenemos en este mundo son las personas que estarán en él para siempre, que lucharán a tu lado para permanecer ahí, tan cerca y al pendiente de tus pasos. Gracias por estar aquí, por demostrarme todo tu amor y entregarme ese sentimiento que nunca pensé encontrar, que siempre lo vio en cuentos de hadas y fantasía. El amor que me entregas desde el día que llegaste a mi vida no podría cambiarlo ni por piedras preciosas.

El día en que me prometiste amar de la misma manera en que yo lo haría, me dijiste que estarías conmigo por siempre, que me ofrecías tu mano para que la tomará y de ella me sostuviera por el resto de mis días; has cumplido hasta el día de hoy porque tus manos han estado ahí, porque tu mente ha estado al pendiente de mí y de todas las cosas que me pueden hacer daño. No puedo decirte mucho porque no encuentro las palabras con las que pueda describir todo lo que siento por ti, todo lo que has provocado en mi corazón y en mi vida; no puedo decirte todo lo que te amo y lo mucho que deseo permanecer un vida y más que eso a lado del mejor hombre que pude haber encontrado en mi vida.

No miento cuando te digo que eres lo mejor que me ha pasado en la vida, porque lo eres, eres todo lo que me inspira cada día al despertar y quien me motiva a seguir adelante, no dejar de caminar y luchar contra todo lo que se interponga entre mis sueños, luchar y luchar sin tener miedo porque me has prometido estar a mi lado, luchar junto a mí y sentirme segura entre tus brazos, esos brazos que están para mí, para mi consuelo y cada vez que necesite un lugar en el que pueda apoyar mi cabeza y descansar de todo el ajetreo de tener una vida. No eres alguien común en mi vida, eres lo mejor que me ha pasado y lucharé por nunca dejarte ir.