Nadie puede obligarte a dejar de soñar… 

0
2340

Nadie tiene el derecho de decirte que dejes de soñar, de pensar en todas esas cosas que anhelas tener y que quieres luchar lo que sea necesario por obtener todo lo que te propones. No tienes porqué dejar que otras personas influyan en quien eres y en lo que te quieres compartir, sino que eres la única persona con el derecho de decidir qué es lo que quieres y que es lo que no.

Todo lo que se encierra en tu vida depende de ti y no hay nadie que pueda meterse en tus decisiones, en tus sueños y en tus pensamientos, que no importa que tan alocados sean, son tuyos y solo tuyos. El camino que has tomado hasta el día de hoy es porque tú así lo has elegido y no hay nadie que pueda decirte si es malo o bueno, nadie tiene el derecho de juzgar lo que haces, lo que dices o lo que estás pensando. Debes sentirte seguro de ti mismo y pensar que todo lo puedes lograr digan lo que digan, porque eres libre de soñar, de crear un mundo que sea solo para ti y que nadie pueda nunca derribarlo.

Nunca te quedes sentado con las manos cruzadas esperando que la vida o alguien externo a ti te resuelva todos tus problemas, porque a pesar de que somos libres de soñar, de vivir nuestra propia vida de la manera en la que la queremos, no nos quita esa posibilidad de enfrentarnos a algún problema, porque los problemas son para todos y no hay nada que podamos hacer. La vida te esta dando la oportunidad de luchar por lo que quieres pero también puede ponerte miles de pruebas que hagan que te conviertas en una persona fuerte, inteligente y con experiencias únicas.

Nadie puede obligarte a dejar de soñar, mucho menos obligarte hacer cosas que tú no quieres hacer; nunca permitas que alguien te obligue a ser como ellos quieren, sé tu mismo y siempre lucha por seguir siéndolo hasta el final de tus días porque eres el único que importa para ti mismo, no importa si para alguien más no valga la pena lo que tu logres y hagas.

Todo está en tus manos, tus sueños y todas esas ganas de lograr miles de cosas en tu vida, en este tiempo que hacemos nuestro pero que no nos pertenece, porque la vida es solo una y el tiempo muere una vez que ha pasado. El tiempo se nos va de las manos y no volverá, simplemente dejara huellas en nuestra vida sin importa que sean buenas o malas. No dejes que pase el tiempo y que no hayas hecho nada para aprovecharlo, para aprovechar cada segundo que se te ha dado la oportunidad de seguir respirando y de estar con todas esas personas a quienes amas y quienes te aman. Nunca te rindas, porque si lo haces te conviertes en un perdedor, en una persona que se rinde fácilmente que no quiere luchar ni siquiera por sus propios sueños. Sigue luchando por todo lo que quieres en tu vida… ¡aprovecha todo tu tiempo y da lo mejor de ti!