Ahora que ya no me interesas, decides volver

0
2009

Ya es muy tarde, no sigas caminando, date la vuelta y no regreses nunca más; tú te has ido de este corazón que por tanto tiempo te entregó todo lo que era, todo lo que tenía a su alcance y que tú nunca supiste valorar. Soporte por mucho tiempo el desprecio de todo el amor que te entregaba y pensé que algún día te darías cuenta, que a tiempo abrirías tus ojos y me corresponderías todo ese amor que te entregaba día con día, pero eso nunca sucedió, el tiempo se fue, se desvaneció en nuestras manos y tuve que deshacerme de este sentimiento que me aferraba a seguir en el mismo lugar, seguir soportando; ese sentimiento que alimentaba mi esperanza de seguir a tu lado y entregarte lo mejor de mí.

No te diste cuenta a tiempo de que me tenías a tu lado y que estaba dispuesta a hacerte feliz, no te importo que estaba entregándote algo que nunca encontrarías el alguien más, el amor más puro y sublime que guardaba para ti; no te diste cuenta y el tiempo se terminó. Ya no había marcha atrás y lo mejor que tenía que hacer, mi única salida era decirte adiós para siempre, pues sabía que si llegaba el momento de alejarme de ti, lo haría y jamás regresaría. No hubo mucho que hacer, así que tomé lo que quedaba de mí y seguí mi propio camino alejándome del único hombre a quien amaba pero que me enseñó que estaba primero yo antes de lo que sentía el corazón. Me alejé y decidí nunca regresar.

El tiempo paso y comenzaste a darte cuenta que me necesitabas, que todo lo que tenías a mi lado se esfumo el día que me largue de tu vida, el día que hice lo que me impulsaste a hacer desde que comenzaste a comportarte de la manera más torpe y cruel; arruinaste mi vida y me alejaste de la tuya. Me fui y lo único que pensé fue en construir un nuevo hogar con lo que quedaba de mi alma, además de buscar una manera para colocar una coraza en mi corazón y nunca más permitir que me hicieran daño como un día tú lo hiciste.

Estaba siendo feliz, recuperándome de todo lo que me hiciste hasta que volviste y arruinaste de nuevo todo, todo lo que yo estaba construyendo sin ti… ¿no te cansas? No entiendo cuál fue tu motivo de regresar, todo ya había quedado atrás y creo que fui lo suficientemente clara el día que me alejé de ti. No entiendo que haces de nuevo aquí pidiendo perdón, diciendo que lo que hiciste no estuvo bien, que me lastimaste y que estabas totalmente arrepentido de lo que me hiciste, pero te diré la verdad, no creo en tus palabras y nunca más lo haré, me perdiste y no hay nada más que hacer. La vida continua y lo mejor es seguir lejos de ti, continuar mi vida y demostrar que puedo ser de nuevo feliz.