Son en los peores momentos cuando te das cuenta de los que son realmente tus amigas 

0
2399
Processed with VSCOcam with p5 preset

Existen a mi alrededor cientos de personas, no podría contar a todas esas personas que se encuentran a mi lado, pero sé que solo e un pequeño porcentaje de ellos puedo confiar y entregar mi vida. Cuando me pongo a pesar en todas esas personas que están a mi Alfredo y cuantas de ellas están conmigo porque me aman, porque están a mi lado para estar siempre conmigo, para apoyarme y estar al pendiente de lo que yo necesito; porque sé que un gran porcentaje de ellos tienen algo que buscando mí y es por eso que están a mi lado. Me he puesto a pesar en quienes de ellos serían las personas a las que puedo acudir para contarles lo que me ha pasado en el día, quienes son los que podrían ser mi hombro de consolación después de que alguien me haya roto el corazón.

Es muy difícil saber los sentimientos que llevan por dentro las personas que están cerca de ti, porque no sabes en que ocasión ellos han mentido y cuando han sido ellos mismos. Es difícil poder confiar en todo mundo y soportar las veces en las que saldrás dañado porque la persona no era quien siempre dijo ser. Es muy sencillo decir que estarán ahí, que están para mí en cualquier momento sin importar las circunstancias, pero lo difícil viene cuando tienes que cumplirlo, cuando tienes que demostrar que era cierto cuando dijiste que estarías a lado de una persona a la cual prometiste seguir y apoyar hasta el final. Es por eso que en ocasiones lo mejor es callar, mirar solamente de reojo y no decir nada cuando no estás seguro de las cosas, porque con una promesa y una palabra puedes llegar a lastimar a las personas que quizá te importan, así que lo más conveniente es pensar antes de abrir la boca, sobre todo cuando prometes el apoyo sentimental y humano a una persona que decide creerte porque confía en que serás un buen amigo.

Es en las malas situaciones donde nos damos cuenta que las personas que prometieron estar a tu lado en cualquier momentos cumplirán su promesa, en ese momento es cuando te puedes dar cuenta de las personas que dijeron estar contigo porque te aprecian, porque de verdad sienten cariño por ti y les duele verte sufrir, pero también es en ese momento cuando te darás cuenta de todas las personas que están a tu alrededor y son unos hipócritas al decir que estarán a tu lado pero en los momentos cuando más los necesitan no se han visto cerca. El consuelo de un amigo suele ser una buena medicina para la melancolía y la soledad, pero también la promesa del amigo falso puede ser un gran motivo de tristeza y desilusión.

Quiero saber quienes son los que estarán siempre conmigo y los que no lo estarán, comenzar a desecharlos de una buena vez y no esperar que sigan mintiendo en mi cara y viéndolos acercarse cuando va bien mi vida y puedo ofrecer algo más que cariño de una amistad. Solo tengo que abrir mis ojos en los momentos de angustia y comenzar a descartar a los malos amigos.