¿Qué estoy dispuesto a hacer por este mundo? 

0
1309

Es momento de ver a nuestro alrededor y ver el estado del lugar donde vivimos, es suficiente el tiempo que hemos estado perdiendo viviendo en una vida de confort mientras el mundo que nos rodea no es lo que pensamos o lo que ignoramos para no ver nuestra realidad. En el mundo pasan más problemas que la contaminación, pues en las calles podemos ver miles de personas que no tienen un hogar, miles de personas que viven con un salario mínimo y no pueden llevar pan a su casa, todo lo esencial que necesita su familia. No podemos seguir viviendo a ciegas y dejar que las cosas que pasan allá afuera sigan sucediendo y nosotros nos quedemos con las manos cruzadas. Existen muchas coas que podemos hacer por nuestro país e incluso por el mundo entero, pero lo que hace falta es personas que quieran invertir un poco de su tiempo para aportarlo a mejorar el lugar en el que vivimos.

Las personas pasan por las calles, exigen que los demás hagan lo que tienen que hacer pero no se miran a sí mismos, no se dan cuenta que los cambios tienen que comenzar con ellos y las personas que están cerca. Las personas no pueden o no quieren darse cuenta que los problemas que suceden en nuestro país no son culpa de las personas que nos representan como la política; no se dan cuenta que tiempo sigue pasando y ellos solo lo gastan quejándose desde sus hogares al ver los noticieros por la mañana.

Este es el momento indicado de despertar y mirar a nuestro alrededor, comenzar con cosas sencillas como cuidar nuestras calles, evitar tirar basura en lugares públicos y no públicos, tener una buena educación de reciclaje en nuestros hogares, realizar campañas para mejorar la contaminación de nuestro país con charlas o quizá yendo a lugares abandonados donde hay kilos de basura que contaminan visualmente y en la salud al lugar donde vivimos. Es muy fácil levantar el dedo y a puntar a los demás, ¿pero que pasa contigo y tus acciones? No tienes porqué quedarte parado buscando culpables, diciendo aquí y por allá quejándote de la basura de país en el que vivimos.

La realidad es que no somos humanos, somos animales que les cuesta entender que es necesario construir un mundo mejor porque es nuestro hogar y lo será de nuestras siguientes generaciones. La realidad es que falta mucha ayuda para mejorar la economía del país, ayudar a que los pobres ya no sean ricos y que los ricos sientan en el corazón poder colaborar con miles de asociaciones que llevan alimento y techo a miles de personas que por alguna razón no pueden sustentarse a ellos y su familia. Lo único que necesitamos es comenzar a cambiar de poco a poco, cuidar a nuestras mascotas e impedir que más animales sigan vagando por las calles, mientras las personas siguen trayéndolas al mundo para hacer negocio con ellas, eso es ¡demasiado absurdo!

Hay miles de problemas a nuestro alrededor y lo único que necesitamos es poner manos a la obra y que no nos cueste trabajo estirar nuestras manos y estar dispuestos a cambiar el mundo donde vivimos.