No necesito de nadie más, puedo sobrevivir estando sola 

0
1646

No quiero y no necesito demostrarle a los demás que puedo o no puedo hacer. Los sueños que estoy a punto de cumplir y cada una de las metas que logré alcanzar es solo para mí, necesito hacer las cosas para mí y por mí. No necesito la aprobación de un tercero para poder tomar mis propias decisiones, porque las decisiones que tome en mi vida serán solo par mí. Necesito seguir mi camino y no detenerme para esperar a alguien más. Por esto puedo asegurarte que no necesito de nadie más, puedo sobrevivir conmigo misma.

No soy egoísta, o por lo menos nunca lo he pensando; y si lo soy, estoy segura que solo soy egoísta conmigo misma, porque me gusta esforzarme por alcanzar mis sueños, porque lucho como una guerrera para obtener lo que necesito con mis propias manos. Sé lo que quiero y lo que quiero ser en esta vida, pero también sé lo que conlleva lograrlo.

La vida me ha enseñado que todo lo puedes lograr, luchando y entregando al cien por ciento por tu vida. Lo único que importa en mi vida soy yo, y quiero seguir siendo mi prioridad, porque sé que nadie querrá luchar mis batallas, sufrir y solucionar mis errores. No soy perfecta, eso lo sé, ni pretendo serlo, pero sé lo que me interesa, cuales son mis gustos, mis secretos y qué es lo que hay en mi interior; sé cuál es mi fuerza y hasta donde puedo llegar, es por eso que cada día lucho por mí misma, lucho por llegar al lugar que merezco y sé que no puedo detenerme, esperar a alguien que pueda hacerme compañía, que haga que la soledad se aleje de mí; no quiero rendirme porque sé lo fuerte que soy, confío en mí a pesar de que nadie más lo haga. No quiero que haya alguien a mi lado que me diga que es lo que tengo que hacer, porque yo soy dueña de mi propia vida.

Con el tiempo pude comprender, que nunca nadie estará dispuesta de hacer las cosas por ti, de luchar por tu sueños y abrir las puertas para que puedas entrar sin antes haber luchado por una oportunidad. Las cosas que te importan y quieres lograr, son las cosas que te motivan día con día; son esas las cosas que tienen que estar siempre frente a ti, para que sean la motivación de tus sueños y tomes las fuerzas necesarias para trabajar y lograr lo que te has propuesto.

Sigo aquí a pesar de tantas caídas, de haber retrocedido más de una vez; sigo aquí a pesar de que no he logrado todo lo que quiero por más que he luchado, porque el mundo no fue hecho para los perdedores, ni para todos los que buscan la entrada fácil, recompensas sin antes haber ganado una lucha. Todos aquellos que han sabido luchar por lo que quieren, son merecedores no solo de su sueño, sino también son merecedores de miles de oportunidad, porque sabemos que ellos serán capaces de cumplir todo lo que se propongan, todo lo que esté a su alcance.