Yo no quería enamorarme, solo sucedió 

0
1673

¿Quién quiere sentir la ausencia del amor de su vida? No quería sentir el dolor que ahora no me deja dormir. Nunca pensé que en algún momento llegaría a enamorar, porque veía a las parejas alrededor de mí y me daba cuenta que no eran feliz. He visto el dolor cerca de mí, he visto la incertidumbre de un amor roto. He visto las lágrimas del deseo, de no poder tener a la persona que amas, de que ese amor no pueda corresponderte; yo no quería vivirlo, no quería darme cuenta que existía el amor, no quería sentir el olvido de un sentimiento imposible; un sentimiento que no quería en mi vida.

Quise escapar, alejarme de la oportunidad de encontrar el amor para evitarme el trago amorfo de llegar a enamorarme de una persona que no podría entregarme el mismo amor que yo estaba dispuesta a dar. No supe cómo seguir ocultándome, correr y no dejar que el aloe entrará en mí. Al final no pude seguir corriendo, no pude escaparme y el amor llego a mi vida sin darme cuenta, no supe en qué momento dejé que mi corazón se conquistara y perdiera la razón del tiempo.

Pude sentir lo que significaba tener a una persona en el fondo del corazón, qué es lo que se siente al sentir las ganas de estar con esa persona, estar cerca y no volver a dejarlo jamás. Me enamore y sé que es demasiado tarde para decir no, para poner una barrera en mi corazón. Estoy enamorada de lo que siempre temí, de una persona que no es capaz de valorar mis sentimientos, todo ese amor que siento por él. El dolor que había visto en las calles no se compara con nada al dolor que siento dentro de mí, no se compara con lo que siento dentro que desgarra mi alma, después de pensar en esa persona que me quita el sueño y que hace que las cosas cambiaran dentro de mí.

No pude evitar que te pusieras frente a mí y que lograras cautivar esa parte de mí que tanto oculté de los demás. Pensé que la corazón que había puesto en mi corazón había sido suficiente, pero ahora me doy cuenta que no fue así.

Yo no quería enamorarme y sentir lo que esto produce en el alma, yo quería ser feliz pensando solo en mí y dejar las historias de amor lejos de mí. No entiendo porque el corazón toma su propio papel y se enamora sin tu permiso, sin sentir el dolor que ha de venir si no pone a atención en quien pone sus ojos.

Él aún no sabe lo que siento por él, todo lo que me hace sentir y lo mucho que sudan mis manos cada vez que está cerca de mí. No quiero que lo sepa; no quiero que nadie, nadie sepa que he caído en las trampas del amor, yo que juraba nunca hacerlo, que pensaba que el resistirme iba a ser suficiente, pero no fue así, ahora estoy en vuelta en un hechizo extraño, donde ya no puedo pensar en mí, tengo que pensar en él que me vuelve loca. No sabía que me pasaría todo lo que ahora siento. La vida a comenzado un juego en el que estoy perdiendo, no quería darme cuenta, pero ahora es demasiado tarde.