Tragarás el veneno de tu boca y envenenarás tu alma 

0
1001

¿No te cansas de apuntar con el dedo? En tu boca, hay veneno que se forma con las críticas que haces sin antes asegurarte de lo que pasa a tu alrededor. No es de sabios hablar, sin saber sobre lo que estás hablando; las personas prudentes suelen saber el momento perfecto en el que tienen que callar, pero puedo darme cuenta que no es tu caso.

Todas las críticas negativas se convierten en veneno. Tú, en especial, llenas tu boca con él y al final, quieras decir lo que pasa a tu alrededor te lo tragarás, y cuando lo hagas será demasiado tarde, pues habrás perdido todo lo que eras y a todas esas personas involucradas por tus chismes y calumnias. Lo mejor que puedes hacer es no meterte en la vida de los demás, lo único que necesitas es poner atención a la tuya, protegerte y en ver tus errores antes que tus virtudes.

Cada una de las críticas es veneno que inyectamos en los demás, algo innecesario que ha creado el hombre para que sea más fácil hacer divisiones, crear grupos y repelar al otro. Es algo absurdo pensar que todos somos perfecto, pero es más absurdo saberlo y aún así criticar a los demás. Hay muchos que se creen mejor que los demás, aunque no logro comprenderlo, pues son ellos los que defienden su punto con su propia opinión, pero la verdad es que nadie es mejor que nadie, todos tenemos las mismas capacidades y aunque no lo creamos, tenemos las mismas capacidades para lograr lo que nos propagamos, pero existen personas que no soportan ver el triunfo de los demás y comienzan a criticar a ciegas, tratando de convencerse así mismos que son mejores; quieren pensar que el mundo fue hecho solo para ellos, sin que nadie más pueda merecerlos.

Es algo estúpido, imaginar que un hombre fue hecho para sobresalir de los demás si somos exactamente iguales, lo único que te hace diferente son las decisiones que eliges a través de los años, pero la realidad es que no hay nadie mejor ni peor, solo hay conocimiento, venganza y mucho desprecio. No comprenden, que el ser conocedor de un tema más que de otros no hace la diferencia, porque cada uno tiene su propia motivación. Lo único que te hará sobresalir de los demás son tus pensamientos, pero si en ellos solo se encuentra el egoísmo y la vanidad, no creo que sea muy bueno. Lo importante de una comunidad, de una humanidad es aprender a trabajar en conjunto con los demás, tomarnos de la mano y hacer la diferencia todos juntos, y no dejar que solo una persona juzgue con su propio juicio, porque cada mente es un mundo y no conviene dejarle el mundo a una sola mente.

No sigas envenenando todo lo que tocas con tus críticas y deja que las personas que están a tu alrededor triunfe, porque de nada sirve encerrarte en tus necesidades y pensar que el mudo debe adaptarse a ti y no tú al mundo, porque es absurdo.