Se desvió tu corazón y dejaste de ser fiel a ti mismo

0
1041

No te diste cuenta, pero tus pensamientos ya no eran los míos, pues de mañana y noche pensabas en todo momento en él. No pudiste darte cuenta que no hacías nada para evitar que tu vida cambiara desde el interior de tu cuerpo, dejando que el amor llegará a tu vida haciéndote olvidar quien eras. Cuando lo conociste, no sabías en lo que te estabas metiendo, que el conocerlo haría que tu corazón se desviara pensando solo en él y olvidando de ti misma. Así sucedió, llegó el amor a tu vida y no te dejo prepararte para no dejar que se acabará tu vida después de que llegará a ella.

Ya no eres la misma desde aquel entonces, pero no puedes darte cuenta porque sigue estando tu mirada solo sobre él, sobre la persona que hizo que tu corazón comenzará a palpitar por el sentimiento que había provocado en ti. Nunca pensaste que dejarías de pensar en ti y sobre todo, no pudiste darte cuenta a tiempo de que dejaste de ser fiel a ti mismo. Ya no trabajas por mejorar como persona y evitar que alguien se interponga en tu camino, ahora ya no sabes en que momento vives, porque no hay otra cosa en la que puedas pensar más que estar a su lado, y comenzar a frustrarte por no conseguirlo. No sabes que todo lo que sientes, es a causa de que te has enamorado. Quieres entregarlo todo, pero solo por él, porque lo que sientes no te deja ver más allá de lo que sabes de él.

Es lamentable de que hayas entregado tu vida por alguien más y que no dejarás ni un momento para dedicarlo a ti misma. Dejaste de ser quien eras para intentar agradarle a él y poder entrar en su mirada y llegar a su mente. Quieres ser diferente, ya no te importa lo que fuiste y prometiste ser, lo único que importa ahora en ti es agradarle a él. Te preguntas cada día, que le gustaría a él y dejaste de pensar en lo que te gusta a ti. No sabes ya hacia donde tienes que caminar, por el camino que habías construido antes de su llegada, ahora ya no existe, lo ignoraste y comenzase a caminar en un nuevo rumbo, en un camino que te ayuda a intentar llegar a él. Cambiaste quien eras, y te convertiste en una versión hecha solo para él, sin importar lo que deseas para ti, sin importar tu propia opinión. Ya no hay marcha atrás, eres lo que él ha creado y no dejarás de serlo si no te das cuenta en lo que te has convertido. No ves que has dejado tus gustos, tu manera de vestir, caminar y hablar; todo lo cambiaste para tratar de enamorarlo, de tenerlo en tus manos y dedicar tu vida a él. No sabes si él corresponde a tus sentimientos, pero si no es así, ya no importará porque te convertiste en una nueva versión de ti misma, una versión que no conocías de ti.