Se prometieron amor eterno y ahora no pueden vivir lejos uno del otro 

0
972

No supieron en qué momento se necesitaban el uno al otro para poder seguir respirando, porque el amor cuando no es correspondido, cuando existe un amor que no puedes explicar, puedes perder la razón, dejar de contar el tiempo y decirle adiós a todos los planes que hiciste antes de que elogiara esa persona que ahora te roba el suspiro.

Pensaban que el día en el que se prometieron estar juntos con amor, un amor verdadero, lejos de las hipocresías y engaños. No sabrían que un día, encontrarían el amor verdadero cerca de ellos.  En algún momento pensaron que podrían soportar la distancia, pero ahora que ven lo qué hay dentro de sus corazones saben que no es posible seguir separados uno del otro, porque sentir amor de una persona ir no lo corresponde suele lastimar, traspasar el corazón y decir adiós a tu propia voluntad y a cada uno de los planes que habías echo antes de que llegara esa persona de la cual ahora se encuentran perdidamente enamorados. No pudieron hacer nada antes de que el sentimiento creciera y les hiciera perder la cordura al intentar comprender como es que una persona se convierte en una de las cosas más kmpornates de tu vida. Es difícil poder visualizar el amor, el trato que le das a esa persona que roba tus sus poros haciéndose dueño vas ve más de tu corazón.

Es difícil entender que un día no conoces a esa persona, pero al siguiente día ya se convirtió en la persona con la que quieres pasar el resto de tus días. No sabes en qué momento dejaste de pensar en solo en ti y comenzaste a tener pensamientos y sueños profundos compartiendo tu vida con esa persona. Eso fue lo que les pasó, encontraron y comprendieron que se habían enamorado y era demasiado tarde, pues ahora ya lo podían vivir separados, necesitaban encontrarse y mantenerse juntos, demostrando que el amor existe, así como el amor que había crecido dentro de ellos, ese amor que ha hecho que la vida tome otro sentido, que su camino haya cambiado de rumbo y que los sueños se habían convertido en una realidad eterna.

En el momento que supieron que lo que tenían dentro del corazón era amor, prometieron cuidar ese sentimiento y luchar día con día por no lastimarse, y demostrarse cada vez que se necesario, que el amor existe y que no hay ningún otro como el que sienten el uno con el otro. Ambos lucharon por conseguir el lugar que ahora tienen en sus vidas, y ambos saben que tienen que estar juntos, que no hay nada que pueda separarlos; están seguros que lucharán cada día por mantenerse unidos, tratando de ser mejor cada día, convirtiéndose en lo mejor para esa persona que se encuentra a su lado y a la que le ha prometido amor eterno. Ellos siguen estando cada día enamorados, tratando de mantenerse así, entregándose completamente y estando ahí en cualquier momento. Sueñan con estar juntos hasta el final de sus días, muriendo los dos al mismo tiempo.