No debí dejar mi amor en tus manos 

0
1324

Nadi supo advertirme, decirme que no debía estar cerca de ti, que no debía creerte y dejar que entrarás en mi corazón, porque lo único que harías en mi vida sería lastimarme, y dejar que mi alma y mi corazón quedarán sin ganas de volver a sentir amor por nadie más. La experiencia que tuve a tu lado, rehizo alejarme de la posibilidad de volver a entregar amor a otra persona, porque después de conocerte a ti, tenerte en mi vida y entregarte todo lo que era, para al final darme cuenta de que todo fue una mentira, que la vida que un día pensé tener a tu lado solo fue una fantasía, un cuento de hadas que jamás sería una realidad.

Yo no pude evitar enamorarme, sentir un fuerte sentimiento por una persona que no podía corresponderme, pero a pesar de eso luche hasta donde pude, pues las cosas que pase a tu lado y todo el dolor que tuve que soportar, lo hice todo por ti, porque tenía la esperanza de que pudiera darte cuenta de lo que tenías a tu lado, una mujer que estaba dispuesta a entregarte todo lo que había dentro de mí, pues sabía que lo único que quería hacer era pasar una vida a tu lado a pesar de todo.  A pesar de saber que había tomado la decisión incorrecta de estar a tu lado, no me importaba, lo soportaba todo pensando que en algún momento te darías cuenta de lo que era y lo mucho que estaba dispuesta a entregarte; pensé que te importaba y que estabas luchando al igual que yo para permanecer junto a ti.

El tiempo paso y luche contra todo, pero ya no para estar junto a ti, sino para sacarte de mi mente, porque sabía que nunca debí dejar mi amor en tus manos, en esas manos que me hicieron tanto daño, que lo tomaron y lo estrujaron hasta romperlo. Me lastimaste y eso nunca podré olvidarlo, porque fuiste tú quien me entregaste la oportunidad de conocer el amor, tener una buena experiencia conociendo a una persona que me hiciera sentir amada, pero solo me quitaste la oportunidad de seguir creyendo en el amor; creyendo en la posibilidad de encontrar a una persona que sienta lo mismo que yo, que esté dispuesta a entregarse en mis manos, como yo en las suyas. Solo quiero seguir mi camino sola, encontrar un rincón en mi pecho para colocar una puerta, para de esta manera cerrar las puertas del amor para siempre, no dejar que nadie más intente tocarme, enamorarme para después lastimarme. No volveré a entregar mi amor, lo cuidaré y solo lo expondré a las personas que me demuestren que pueden merecerlo, que me hagan sentir amada antes de entregarles todo lo que soy. Seguiré encontrando oportunidades para conocerme, saber qué es lo que quiero y qué me conviene tener cerca y que no. Lo mejor es construir con mis manos mi camino, sin depender de alguien que tenga que estar a mi lado. Lo mejor es estar sola.