Nosotros mismos hemos construido nuestro camino de lo que ahora tenemos, de lo que ahora somos

0
2132

Nadie es perfecto; nadie puede serlo porque al final de todo somos humanos, con falta de razonamiento y con falta de cordura en varias ocasiones. Nos hace falta aprender de nuestros errores y para ello necesitamos caer; si caemos obtendremos sabiduría y todo lo necesario para no volver a caer de la misma manera, tropezar con la misma piedra. Nos hace falta vernos en un espejo y ver quien somos realmente, dejar de pensar en todo lo que podemos hacer y comenzar a pensar en todas esas cosas que no somos capaces de lograr. Dejemos de pensar en todas nuestras virtudes y comencemos a poner atención en todos nuestros defectos.

¿De que sirve ver los defectos de la persona que está a tu lado, si no puedes ver los tuyos? Es muy fácil criticar y es muy fácil juzgar a las personas por lo que hacen, piensan, dicen y creen; déjalos en paz, mírate en un espejo y analiza tu vida, deja en paz la de los demás, que ellos podrán con sus propios demonios, mejor cuida de los tuyos.

El lugar donde nos encontramos ahora, es el lugar que nos merecemos porque hemos construido el camino que nos ha traído hasta aquí. Si tú tienes una vida prospera, sin problemas con amistades, en tu familia, si te encuentras con saludo y bien económicamente, es porque tú has trabajado para lograrlo, para estar en el lugar donde ahora te encuentras. De lo contrario, si tu vida es un caos, tienes falta de organización, no tienes empleo, hay problemas aquí y allá, es porque has hecho algo para tener todo eso en tu vida; analiza tu vida y ve que es lo que estás haciendo mal, qué es lo que tienes que hacer para cambiar tu camino, la vida que ahora llevas y te gustaría dejar. Coloca tu mente en tus problemas y defectos, porque quizá estás culpando a personas que no lo merecen. Piensa en lo que necesitas hacer para quitar los problemas de tu vida, todas esas cosas que sabes que estorban en tu vida, así como malos hábitos, problemas familiares, adicciones, etc.

Nosotros mismos hemos construido ese camino que ha forjado nuestro carácter, lo que somos ahora y lo que tenemos hoy. Lo mejor es ver siempre donde pisamos y en que dirección vamos, poner cuidado en las personas que nos desarrollamos, con las personas en las que seguimos sus pasos. Tenemos que buscar lo mejor para nuestra vida, porque al final de todo solo nosotros sabemos cuales son nuestros sueños y lo que somos, solo nosotros podemos buscar y hacer lo mejor para nuestra vida. Comienza a trabajar en tus errores, en todas esas cosas que haces que lastiman a los demás, todas esas cosas negativas que nos han dicho y que sabemos que tenemos que quitar de nuestra vida. Somos lo que hemos cosechado a lo largo de nuestro caminar y todas la cosas que hagas desde el día de hoy, serán esas cosas que te definirán, que te harán lo que serás en un futuro. ¡Aún hay tiempo para cambiar lo que somos!