No esperaré más por ti… así que no pienses en regresar

0
234

Una vez que te fuiste mi mente comenzó a buscar cada una de las piezas del rompecabezas que fuiste creando con cada uno de los recuerdos que dejaste en mí. Debo decirte que logré encontrar cada una de ellas, y después solo comencé a colocarlas cada una en su lugar. Descubrí, descubrí aquello que mis ojos y mi mente no quisieron ver durante todo este tiempo que estuvimos “juntos”.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Abrir los ojos dentro de las tinieblas no sirve de nada, no vale la pena porque solo se ve la obscuridad pero no puedes saber que es lo que se oculta abajo de ella. No fue tarde darme cuenta de lo que en un pasado pudo partirme el alma en dos. Duele, duele porque a pesar del tiempo aún queda algo dentro de mí que se siente atraigo por ti, aún existe una pizca de deseo por tenerte cerca, pero no, no te confundas porque eso no quiere decir nada; no quiere decir que estoy dispuesta a seguir esperando a que regreses. No pienses que seguiré esperando por ti porque no es así, ya no quiero volver a tenerte cerca de mí ¿por qué?… porque ya no estoy dispuesta a pasar dos veces por el mismo dolor, por el mismo engaño. El esperar en ti es demostrar que aún mis ojos siguen vendados, que aún mi mente no sabe todo lo que en verdad paso detrás de esa farsa historia de amor. No estoy dispuesta a seguir esperando a la hipocresía, ni abrirle la puerta a un ladrón de sueños como tú.

No vuelvas, ni siquiera pretendas hacerlo porque podré escuchar tus pasos y tendré tiempo de cambiar de camino, tendré tiempo de esconderme de ti porque te conozco, porque todo este tiempo a tu lado pude aprender de ti, de lo que estas hecho y de lo que eres capaz. No pretendas engañarme de nuevo porque no lo lograras porque el tiempo es un sinónimo de experiencia y a tu lado tomé la suficiente.

Pude darme cuenta que estuve dentro de un círculo vicioso, de un tiempo en el que todo era irreal, un tiempo en el que el engaño y las palabras llenas de hipocresías solo hacían que mi razón y criterio quedarán adormilados para no sentir más allá del engaño y para que no pudiera saber que era lo que realmente pasaba dentro de tu mente y tú corazón. Pude darme cuenta de una vez por todas que lo que tú sentías no era amor, aún no pudo descifrar que es lo que realmente había dentro de tu cabeza, dentro de tu corazón y que era lo que pensabas sobre mí, lo que pensabas cada vez que me besabas y tomabas mi mano de esa manera tan dulce que lograbas engañarme.

No volverás engañarme de nuevo porque no te daré la bienvenida, porque ya no lograrás entrar de nuevo a mi corazón; te he sacado de él y no quiero que regreses. Esto no es temporal, esto que siento no durará solo algunos días. Te quiero fuera de mi vida por siempre.