Para un hombre de verdad las lágrimas de su mujer son su peor derrota.

0
392

Ya estoy cansada de besar sapos, es momento de buscar la situación ideal, es momento para ya no conformarse con lo que la vida nos ponga en frente, es momento para decirle que no a todas esas personas que no merecen una oportunidad, es momento para re programar mi mente, para llamar del cosmos ese hombre de verdad, ese hombre para el cual dejarme ir sea equivalente a dejar de vivir.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Con situación ideal no fantaseo con un galán de película, forrado en dinero exageradamente guapo, porque a estas alturas de la vida, te das cuenta que la verdadera dicha no viene del dinero, ni siquiera de andar con alguien que parezca súper modelo, te das cuenta de que para formar una familia necesitas a alguien que en lo cotidiano sea el mejor, alguien con actitud positiva hacia la vida, con sentido del deber, que sea honesto, que sea buena compañía, que te escuche y que le interese hasta la estupidez mas grande de la que quieras hablar.

Alguien tierno, alguien alegre, alguien con quien se pueda pasar el tiempo ya sea charlando o en silencio, que te respete y te ponga por igual, que sea un buen ejemplo para los hijos que alguien día vendrán, alguien de quien te puedas sentir contenta y orgullosa si tuvieras un hijo así, alguien que trabaje, pero que también descanse, y ese descanso te lo dedique a ti, alguien fuerte pero en ocasiones vulnerable, para poderlo apoyar también, alguien sensible, que de vez en cuando aparezca con un detalle o te recite algún poema o canción, no tiene que ser un artista vaya, solo debe tener la intención de ver en ti una sonrisa.

Voy a buscar un hombre que me dé al menos lo que yo pretendo dar, todos los hombres deberían de ser así, pero por desgracia hay muchos cascarones hermosos y vacíos, que parecen huevos de pascua, ya no me preocupa tanto que sea hermoso por fuera, ni el dinero que tenga, solo quiero sentirme orgullosa del hombre que tome mi mano al final de los días, no quiero un amor de fantasía, quiero un hombre de verdad.

Para un hombre de verdad las lágrimas de su mujer deberían significar la peor de sus derrotas, pues si encuentro ese hombre al verle sufrir también me sentiré triste, lloraré a su lado, y cambiare lo que sea necesario para no hacerlo sufrir, como dije, no quiero un amor perfecto solo quiero un hombre de verdad, que se respete y que su más importante tarea sea mi felicidad, así yo también podré dedicarme solo a él, así podré despedirme con gusto cuando llegue el atardecer de nuestras vidas juntos, porque definitivamente ya no pienso conformarme con nada más.

 

Autor: Sunky