Ahora pretendes regresar como si nada hubiese pasado

0
282

¿Recuerdas aún todo el daño que ocasionaste en mí? ¿recuerdas todas las promesas que hiciste sin cumplir ninguna de ellas? ¿recuerdas cuánto yo te amaba? Ahora todo a cambiado, yo he cambiado y al parecer lo has hecho tú también ¿te habrás dado cuenta?, no lo sé y puedo decir ahora con toda certeza que… tampoco me importa.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Todo se termina y las personas se alejan, las personas se van pero los sentimientos permanecen y son ellos los que cambian poco a poco en tu interior. Te fuiste aquél día sin preocuparte un poco lo que yo sentiría, lo que mi corazón sufriría después de tu partida, así que… ¿por qué me interesaría lo que sientes ahora tú?

No acepto tu regreso, no acepto de nuevo tus palabras porque sé lo que pasará, porque sé lo que hubo dentro de ti, aunque, debo confesarte que no tengo ni la mínima idea de lo que ahora hay dentro de ti porque te ves diferente; has cambiado, lo sé, lo puedo ver en tus ojos y en la manera en la que te acercas a mí; te acercas cuidadoso, prudente, con el temor a equivocarte y echar de nuevo todo a perder. No sé que es lo que realmente pretendes al regresar y hacer como si nada hubiese pasado entre tú y yo; ya no me arriesgaré a descubrirlo. He decidido dejar escapar el sentimiento, dejar escapar esas ganas de estar de nuevo a tu lado. Tentador, es muy tentadora tu oferta pero ya no estoy dispuesta a apostar lo que no tengo.

Tus manos al acercarse aún producen ese vacío dentro de mí; cada vez que acercas tu rostro al mío tengo ganas de tomarlo con ambas manos y acercarte aún más, hasta que tus labios estén demasiado cerca a los míos y poder besarlos, porque extraño tus labios y esos besos que en su tiempo se volvían infinitos, eternos. Todo cambia cuando mi razón logra ganarle a mi corazón; todo cambia cuando los recuerdos invaden ingenuamente mi mente, ellos no saben lo que pasa en el corazón, no saben que el corazón recobra el sentido y desecha inmediatamente la oportunidad de volver a tu lado, no saben que se convierten en la advertencia, en la delicado consejo de la experiencia. Los recuerdos son los que me hacen fuerte, los que sin darse cuenta cambian todo mi interior, y si esto llega a sonarte absurdo quiero que recuerdes que tú fuiste uno de los protagonistas que hicieron posible que se guardarán en mi mente, que gracias a ti ahora sé lo que es vivir a tu lado, que ahora sé lo que puedes entregarme y lo mucho que puedes lastimarme. Me has dicho que has cambiado, que nada será igual de nuevo, que ahora piensas diferente, y yo te digo que no te creo, que ya no confío en ti, que todo se termino, no, que tú terminaste con todo, con todos los sueños y las posibilidades entre nosotros dos. Oportunidades tuviste y ninguna supiste aprovechar pensando que al irte yo seguiría esperando, y que al volver te recibiría con los brazos abiertos sin pensar un solo segundo en mi propia dignidad, ahora puedes ver que no fue así.