Te dejo mis cartas, abandono el juego

0
195

Idas y vueltas en cámara lenta, así definí nuestro pequeño pedacito de tiempo, no queda mucho por decir porque por suerte siempre fuimos muy sinceros… bueno yo lo fui. Lo que no te dije te lo demostré, créeme cuando te digo que no hay nada mejor que actuar en lugar del “bla bla bla”. Créeme también cuando te digo que, te quise, te quise muchísimo. No me importó dejar de lado mi orgullo, mi dignidad, para volverme paciente, paciente de tu amor. Esperando algo que, con el tiempo comprendí, jamás sucedería.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

El amor es para dos, mi amor. El amor debe de ser parejo, es como un contrato que firmamos con el corazón, y ambas partes deben de ganar. El amor es para dos, nunca entendiste eso. Me hiciste mucho daño, ¿sabías?, si lo sabes. Sé que lo sabes.

Ahora estoy sin rumbo, no tengo dirección. Los caminos están muy bifurcados, obscuros e intransitables, pero, soy fuerte. Voy a encontrar la luz nuevamente, aunque me desgarre el dolor de no tenerte, ¿alguna vez tuviste que comenzar de cero?, me atrevo a contestar por ti. Jamás, jamás tuviste la necesidad de tomar tus propias decisiones, de sentarte dos segundos y cuestionarte, ¿Qué está bien?, ¿Qué está mal?, jamás lo hiciste porque eres cobarde, porque te da miedo avanzar, te da pánico romper tu caparazón, salir de tu zona de confort. Ya te lo dije, hay más en la vida que lo que tienes enfrente, mas, mucho más, ¡muchísimo más!, me encantaría ir y gritarte en la cara que eres un cobarde, que tienes todo, todo para ser feliz, y lo desaprovechas, todo por tus caprichos, por inflar tu ego, por presumir, por el que dirán.

corazon

Me encantaría ir y gritarte en la cara ¡cagòn!, me encantaría ir y gritarte en la cara que fuiste la primera persona que ame, y tenías la responsabilidad de cuidar ese sentimiento, pero no lo hiciste. Te robaste mi sentir, para conservarlo como un trofeo de tu crimen. No te importo. Vos ya habías amado antes, bueno si se le puede llamar amor. Yo no, te amé a ti, y no te importo, y ahora tampoco me importa a mí.

Hice un pacto con mi corazón, le prometí no herirlo más, y mi amor, debo cumplir esa promesa. Tal vez si seguía en tu juego algún día estaríamos juntos, no lo sé, no lo sabes, pero no puedo jugar más, ya usé mis comodines, hice mi mejor jugada y no gane, no puedo más con esto.

Pero te dejo mis cartas:

Dejo mis cartas, tal vez otra las pueda jugar mejor que yo, me rindo, es imposible vencer tus fantasmas, es imposible, por lo menos ahora, ganar en este juego. Tal vez otra sepa como engañarte en tu propio juego, tal vez otra sepa cómo hacerte jaque mate, tal vez otra sepa usar la inteligencia en lugar del sentir.

O tal vez no.

No lo sé, no me importa.

Perdón mi amor, devuélveme el amor que te di, porque tal vez otro sepa cuidarlo.

 

Por: Siliana Salvia.

Editado por: Sunky