Como miras al hombre que amas y le dices que es hora de irte sin palabras…

0
437

Solo deseaba un beso más, un último abrazo, y es que es tan difícil desapegarse de eso en lo que solo piensas día y noche, en eso que anhelas pase siempre, a cada momento, es tan difícil decir adiós sin palabras, con una sonrisa que esconde un “no quiero perderte”, y aun así, decidí hacerlo, en un mundo “normal” y “ordinario”, la gente me preguntaría el por qué lo dejé ir si lo amo, y la respuesta es simple, por esa sencilla razón, por qué lo amo, y de él aprendí que el amor es libertad, que es puro, sincero y desinteresado, y  yo aprendí eso, y a amar sin esperar recibir algo a cambio, el amor que yo siento por él es libre, y lo único que deseo con todo mi corazón, es verlo feliz y sé que así será, feliz.

[Sm-Responsive][/SM-Responsive]

Es increíble como dos personas que tienen una conexión tan única y especial, como si se conocieran de otra vida, aunque en realidad se conocen de poco tiempo atrás, no puedan estar juntas, mi cabeza le da vueltas al asunto, mi conclusión: no lo entiendo. La vida me ha enseñado que no todo lo que nos sucede es entendible, pero si aceptable, y yo he aceptado el hecho de que ese hombre del que me enamoré, ese hombre tan maravilloso que hasta en el último momento me sacó una sonrisa con su galantería sin saber que por dentro me estaba muriendo, no puede estar junto a mí, ¿por qué?, es otra cuestión que jamás entenderé, y que simplemente estoy en el proceso de aceptarlo y de aprender a vivir con ello.

De esa manera le dije adiós, no sé si es un adiós mezclado con un hasta pronto, con un hasta nunca, no lo sé, la vida da muchas vueltas. Destino, coincidencia, como se le llame, esa maldita “cosa” que un día te pone y al otro te quita, puede hacer de las suyas, y tal vez, un día nos vuelva a cruzar, o nos aleje aún más.  No sé qué ocurrirá el día de mañana, solo sé que hoy le dije adiós, un adiós a secas.

La vida sigue sin él, y le echaré de menos, ¿cómo no hacerlo?, si es un tipo increíble, me encantaba perderme en su plática mientras le veía el rostro, yo misma sentía mi cara de niña estúpida enamorada, trataba de disimularla, pero el amor no se puede disimular, simplemente se siente, y se sintió tan bien verlo a los ojos, y ver en ellos reflejado ese amor tan puro e inocente que siente por mí, si, por qué así es, él también me ama, pero, si hay una regla escrita en la vida, es que no todo se puede tener, que siempre carecemos de algo, en mi caso, de amor. Es tan frustrante saber que una persona tan maravillosa te ama, y que por razones tan estúpidas no pueda vivir ese amor a tu lado. Siempre me pregunté por qué no se contagió de un poco de mi locura, esa locura que tengo de amar intensamente, sin pensar en las consecuencias que eso pueda traer, de vivir plenamente lo que es amar y ser amado, no tengo ninguna respuesta para esa pregunta, y nunca la tendré.

Aunque fue poco tiempo de “eso” especial que nosotros tuvimos, a eso que le llamamos un noviazgo anormal, fue increíble, como si de esa otra vida hubiéramos dejado algo pendiente y en esta lo retomamos, y es que, como explicarlo, si nunca había sentido una conexión igual con otro ser humano, esa conexión que sin importar donde estemos o con quien, siempre estará, tal vez es eso a lo que le llaman el hilo rojo, el cual en este momento está más estirado que nunca, casi siento que se romperá.

Jamás te olvidaré, dicen que el amor no se termina, solo se mueve de lugar, tiene sentido, el ser humano por naturaleza siempre está buscando amar, cuando no se puede con una persona, se busca con otra, quisiera que, aunque no estemos juntos, nunca se terminara el amor que sentimos el uno por el otro, pero es absurdo, nada es para siempre y todo en esta vida pasa, hoy te amo, mañana no sé.

Éste ha sido tal vez el adiós más difícil que he dicho en mi vida, y a su vez, del que más me lamento, no es el más doloroso, por qué el amarle, no me causó dolor, sino todo lo contrario, y con este adiós, me siento orgullosa de la mujer que soy, por que aprendí a amar de manera libre y por el simple placer de querer amarlo.

Gracias a ti por enseñarme lo mejor que he aprendido en la vida, a amar de esta manera, es una sensación inexplicable el amar así, es una satisfacción tan grande, y me encantó haberte amado a ti así.

¿Cómo miras al hombre que amas y le dices que tienes que marcharte para que él pueda ser feliz?  Simplemente así, con la mejor de las sonrisas y la mirada llena de amor, de ese amor que el mismo provocó y que por siempre llevarás en el corazón. Fue un placer.

 

Por: JM

Editado por: Sunky