No obligues las cosas.

0
155

No te obligues a continuar las cosas, el tiempo sólo te indica cuando deben de terminar las cosas, no hay necesidad de insistir, de pensar en que debes de llegar a un tiempo determinado, porque cuando las relaciones valen la pena, el tiempo transcurre sin necesidad de nada más, el tiempo pasa, se acumula y tú ni cuenta te darás, al final sentirás que los días han sido pocos y hasta el tiempo te gustaría poder regresar atrás.

Pero a veces querer hacer que todo dure, que el amor no se acabe, que la soledad no regrese y el romanticismo no te traiciones, es entonces cuando entras en ese juego de la cuerda floja, donde deberás caminar de puntas y no caer, porque no querrás terminar fuera de ese tiempo que para ti es justo, el miedo a la soledad es más peligroso que cualquier otra cosa.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Obligarse a no terminar cuando la relación ya no va por un buen camino es caer en la monotonía, en la codependencia que traiciona, que aflige y que condena. Aunque duela y otras veces duela más que nada, es mejor decir adiós y buscar otra persona o quedarse un tiempo sólo a pensar e intentar sanar el dolor de ese amor tormentoso. De nada sirve continuar y arriesgarse a una relación muerta que dure más de lo que se planea.

Nadie dice que se busque siempre a otra persona, que se deseche como vil basura a quien no te ofrezca lo que buscas, o que tan sólo te vayas cuando las cosas ya no vayan por el rumbo que quieres, no se trata de cambiar de pareja como cambia el día a la noche, es muy importante cuidar ese amor que se piensa único e incomparable. Sin embargo, si las cosas parecen haber terminado ya no hay mucho que hacer, ya no hay tiempo para devolver el amor que ya se escapó.