No te aferres a lo que no te pertenece

0
387

Nunca debemos aferrarnos a algo que no nos pertenece, a algo que no es nuestro. Es difícil muchas de las veces el aceptar cuando algo o alguien no fueron hechos para nosotros porque que simplemente no estaban escritos en nuestro destino.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Durante nuestro caminar en la tierra solemos tomar malas decisiones, encariñarnos con personas o cosas equivocadas y todos también sabemos que después de darnos cuenta que no fueron hechos para nosotros suele ser demasiado tarde porque ya han robado parte de nuestra vida, de nuestro corazón y nuestra mente. Es difícil darte cuenta que lo que pensaste que fue tuyo nunca lo fue, pero aún es más difícil decirle adiós; decir un adiós es algo que puede quebrar el pecho a la mitad y seguir viviendo con el dolor. Es difícil pensar en todos esos momentos que te pertenecieron de manera equivocada y lo peor es darte cuenta que esos momentos ya quedaron grabados en tu mente y que ahora es demasiado difícil decirles adiós, que es difícil alejarte sin sentir nada sin decir una sola palabra o derramar ni una sola lagrima.

Es difícil estar cerca de esa persona que no puede ser tuya. Es difícil sentir su piel, ver su sonrisa sabiendo que jamás será para ti. Duele hasta la muerte pensar que existe en el este mismo mundo una persona que algún día será la dueña de eso que tu anhelas con todas tus fuerzas y con todo tu corazón. Duele imaginarte sin esa persona y comenzar a pensar en todos esos momentos, entonas esas risas que compartirá con la nueva persona que tendrá a su lado; pensar en todos esos te amo que le hará llegar y todos esos abrazos que tu desearás tener pero que jamás serán tuyos.

Es por eso que debemos aprender a no aferrarnos a una persona que sabemos que no es para nosotros, que sabemos que tal vez algún día se irá o que simplemente el destino no la arrebatará sin siquiera avisarnos. Es por eso que muchas personas se encuentran en este momento renunciando al amor, renunciando a esas personas que jamás serán para ellas porque saben que no les pertenecen. Es por eso que en el mundo existen personas que no se atreven a volverse a enamorar, que ya no quieren pensar en un posible amor, en una posible relación.

El sentir amor no te garantiza que esa persona es para ti e incluso no te garantiza que no habrá otra persona que te haga sentir exactamente lo mismo y que tal vez esa persona si fue hecha para ti, que fue hecha para estar a tu lado y amarte de la misma manera, porque es así como puedes darte cuenta cuando una persona fue hecha para ti porque esa persona será capaz de sentir por ti lo mismo que tú sientes por ella. La persona que este dispuesta a entregarse de la misma manera en la que lo harás tú es esa persona que tomará el mismo compromiso de permanecer a tu lado a pesar de los problemas y de cualquier cosa o circunstancia.