No entiendo qué es lo que nos ha pasado, las cosas se han vuelto peor que algo raro, ¿Qué te ha pasado? No me das razones, no me das palabras y no logro comprender si es algo malo lo que pasa.

Te has vuelto tan despiadado, pero peor a eso, parece que yo he dejado de importarte, si ya no quieres estar a mi lado, tienes dos puertas amplias que aguardan para que salgas por ellas.

Ya no preguntas por mí, has dejado de preocuparte. Dame una razón que me haga más fácil encerrarte en la habitación que dice olvido, dame propuestas que me vuelvan sencillo encontrar palabras para despedirme de ti.

Ya no estoy en tu mente, entonces porqué tú sigues en la mía; tan presente. Me pregunto qué estarás sintiendo ahora que yo me siento decidida a amar mi soledad y hacerme fuerte. No sé que es lo que me falta para hacerte a un lado y continuar sonriendo.

A veces la verdad es que no puedo, no puedo yo sola hacerme cargo de este sufrimiento, no puedo lidiar con la cruel realidad. Mis días se vuelven raros, estás ausente pero sigo perdida en recuerdos y créeme que podrán pasar años, pero estos pasarán como extraño, porque sin ti la vida no es.

maxresdefault

Todo esto sólo porque me has hablado. Si encontraste solución en irte, entonces no hagas más daño, en donde dejaste heridas profundas, no regreses ni siquiera por curiosidad, porque no es justo, no lo es.

Lo justo es que compartas un poco de mi dolor, porque yo sola no puedo, no puedo hacerme cargo de mi peso y aparte tener que cargar con el tuyo, si vas a regresar aunque sea por curiosidad, entonces regresa para hacerte responsable.



     Compartir         Compartir