Ahora soy capaz de seguir adelante a pesar de que no estás a mi lado. Me he hecho una mujer fuerte y ahora estoy segura que no te necesito para seguir mi camino, para seguir construyendo mi propio universo. Un universo donde no tendrás entrada, dónde solo las personas que merecen estar dentro tendrán la llave de mi alma y podrán entrar en mí. Es momento que las estrellas que llenan mi alma sigan brillando como siempre lo hicieron antes de que llegarás y apagarás su luz. Es momento que la galaxia que está dentro de mi mente siga siendo tan hermosa como siempre lo fue.

Ya no tienes más el poder de deshacerte del universo que con esfuerzo fui construyendo dentro de mí. Un universo que era solo mío, dónde me sentía segura. El error fue mío, no debí dejarte entrar de la manera en que lo permití. No debe darte la llave para abrir mi corazón y pudieras penetrarte en él. Pero las cosas pasaron ya no puedo hacer nada por el pasado solo puedo cambiar y manipular mi futuro, un futuro lejos afortunadamente, lejos de ti.

Ahora mi universo vuelve a la normalidad. Mis sueños y mis ilusiones vuelven a trabajar para mí y no podrás destruirlos de nuevo. Ahora los sueños solo son míos y no puedes hacer nada para evitarlo. Ahora estoy segura porque no puedes entrar de nuevo en mí; te cerré la puerta y no pienso volver a abrírtela. Pensé que al estar a t lado todo funcionaría mejor, que nuestros universos, nuestras vidas se unirían y conformarían uno solo. Pensé que construiríamos un universo solo para ambos, solo para nosotros dos pero me equivoque. Confieso que al verte por primera vez pensé que tú eres la persona indicada, con la cual yo podría confiar y rápidamente mi mente comenzó a trabajar en soñar y comenzar a construir nuestro hogar con recuerdos y con sueños que solo serían para nosotros dos. Todo cambio y no me di cuenta en que momento cambiaste la página, una página donde mi nombre ya no estaba escrito, donde ya no éramos los dos sino solo tú. Quise darme cuenta a tiempo, antes de que rasgaras mi cielo y dejarás escapar toda mi esencia, pero no fue así, no pude darme cuenta a tiempo la clase de persona que eras, la clase de intruso que me lastimaría y rompería mi alma en dos.

Todo esto quedó por fin detrás de mí y no estoy dispuesta a regresar la página que tú diste vuelta. No estoy dispuesta a volver al pasado y tratar de convertirlo en futuro, ya no. Me cansé de ser quien luchara por ambos y ahora que ya no estás a mi lado no comprendo porque luché tanto por algo que no valía la pena tener a mi lado, por algo que fuera de tan poco valor, de tan poco significado.

Ahora solo quiero seguir caminando sin mirar a otro lado que no sea hacía adelante. No quiero retroceder porque ahora sé que no vale la pena, que no vale la pena entregar tu propio universo a alguien que jamás lo valorará y que todo lo que has construido sea destruido por entregarle la llave a cualquier desconocido.



     Compartir         Compartir