Tenía  esa necesidad de estar contigo, por que te extrañaba,  extrañaba tus abrazos, tu aroma, tus besos, a ti. Pero ya no más.

El primer día que te vi… estabas ahí parado con tu novia en ese entonces, parecía que habían discutido, puesto que no hablaban, ella se fue y decidí acercarme a hablarte, comenzamos a hablar todos los días a la hora de salida del colegio, nuestras pláticas se volvían constantes al llegar a casa, un día me dijiste que te gustaba, no sabes que feliz estaba, sintiendo por primera vez esa sensación en mi panza, recuerdo que nuestro primer beso no fue nada romántico, fue en la parada de un auto bus, y así fue día con día, lo recuerdas?

 

Felices al principió, pero con el tiempo, tu manera de ser cambio, fuiste distante, y fue hay que me di cuenta que me engañabas, me sentí tonta, me dolió mas que nada, me pediste perdón, dijiste que no sabias lo que hacías, te perdone, continuamos como una pareja “feliz” entonces después de meces mis amigos decían que había alguien en tu clase de electricidad que se tomaban de las manos que reías, me dejaste. Me dejaste por ella.

Deje de ir al colegio, al volver estabas hay con tus ojos cafés y tus estúpidos lentes, hablamos y “arreglamos” las cosas, fuimos felices, salimos de la secundaria y entramos a escuelas diferentes, en turnos diferentes parecía que todo marchaba bien, reíamos constantemente, nos queríamos, y un día paso, le pedías besos a alguien más, y como de costumbre, te perdone, y lo mismo después estábamos bien, y de la nada, un “ya no te amo”, salio de tu boca.

tumblr_lw03ywxj501qjcl9ao1_500

Lloré, días, noches, y ahora que vuelves arrepentido te digo, no esta vez no estoy dispuesta a sufrir, se que hablas con “ella” quieres tenerme en tu vida, pero no solo a mi, si no a las dos, te he pedido que la saques de tu vida, pero no quieres, pero tampoco quieres sacarme a mi, deje amigos por ti, me prohibiste incluso hablar con algunos, y ahora que yo te pido que hagas eso no quieres. eso amigo mío, no es amor!

Es egoísmo ya no estoy dispuesta a tolerar tu manera tan cobarde de amar, esa en donde juras que soy todo para ti, pero no me das mi lugar, esa en la que yo me desvivo por ti, en la que te doy lo mejor de mí, y en cambio tú me das tristezas.

Esta vez digo YA NO.



     Compartir         Compartir