Nuevamente me encuentro aquí envuelta en llanto, un llanto que ya ni siquiera sé por qué existe… No sé si es de tristeza, decepción, enojo; contigo, conmigo o con los dos. Recuerdo cada una de tus palabras, cada una de las promesas que hiciste y que obviamente nunca estuviste interesado en cumplir, y es que me pregunto por qué apareciste?

Por qué te empeñaste en enamorarme si tu intensión nunca fue quererme? Como pude dejar pasar tantas cosas?; y son con estas y con muchas preguntas más que aparece rodando sobre mis mejillas el llanto que desde hace algún tiempo es el único que me acompaña. Todos los días pasan por mi mente miles de pensamientos, no paro de pensar por qué yo? Porque apareciste?

Porque te conocí? Muchos porque y ninguna respuesta, y es que cuando suelo ser positiva me digo a mi misma que todas las cosas por muy malas que sean pasan por algo, y que esta historia es parte de un aprendizaje que me enseñara a ser mejor persona; a crecer pero sobre todo a valorarme como la gran mujer que soy.

Te agradezco infinitamente todos los momentos que viví a tu lado, pero como quisiera que desaparecieran de mi alma, de mi mente y de mi corazón; solo Dios sabe cuánto tiempo me lleve poder superar este capítulo en mi vida, espero que no sea mucho y que pase lo más pronto posible; porque si alguien en este preciso momento me preguntara que si el corazón duele contestaría inmediatamente que sí, y que es un dolor insoportable, una sensación de ahogo que no me permite respirar, ni pensar.

tumblr_lwgog2oP6N1qg2xooo1_500

Trato de concentrarme en creer que algún día he de resurgir del hoyo donde me encuentro y tal vez entonces cuando me encuentre a mí misma y logre perdonarme por creer en ti; podre también encontrar un amor a mi medida, hecho para mi sin pretextos, sin altercados, sin complicaciones. Que quede claro, no te odio y es que como podría odiar a alguien que ame con toda mi alma; simplemente me hubiera gustado no encontrarme contigo.

Por: Dulce Rodríguez López



     Compartir         Compartir