Nunca pensé que fuera a encontrarte de nuevo en mi camino. El día que hubo una separación entre nosotros pensé que era el fin, pensé que jamás podría disfrutar de nuevo el pasar mi tiempo a tu lado, regalando lo mejor de mí mientras ambos recordaríamos lo que un día hubo y crece aún entre nosotros. Nunca pensé que el destino nos volviera a unir como señal de que quizá nuestro camino es el permanecer juntos por siempre.

Extraba cada parte de ti. Extrañaba tu voz, tus besos y tus caricias. Te extrañaba porque no pude encontrar a alguien más que pudiera complementar lo que soy, que pudiera ser mi otra mitad y llenará mi alma cada vez que tengo la oportunidad de verme en sus ojos. Fuiste, eres y serás el amor de mi vida. Aún no puedo explicar la velocidad en la que se encontraba latiendo mi corazón el día en que te vi llegar de nuevo; el día en que me buscaste de nuevo demostrando que al igual que yo tu seguiste extrañándome a pesar de la distancia. No puedo creer aún que de nuevo tengo a la oportunidad de decirte lo mucho que me importas y todo lo que daría por estar a tu lado por siempre.

En este tiempo mientras estuvimos separados pude darme cuenta de todos los errores que cometí, me di cuenta que no debí solo fijarme en los errores que pude ver en ti porque al igual que tú yo cometí varios errores, te ofendí, no te valoré y tampoco luche por mantenernos juntos a pesar de todo. Le agradezco al cielo que me haya dado una segunda oportunidad para perderte perdón por todas las cosas que te hice, por todo lo que te ofendí sin darme cuenta. Ahora que estoy a tu lado quiero aprovechar cada segundo, quiero dedicar mi vida a hacerte feliz y crecer junto a ti a pesar de los problemas y luchar a pesar de cualquier tropiezo que nos encontremos en el camino. Sé que ahora las cosas han cambiado; ambos crecimos y pudimos darnos cuenta de todas las cosas que no debimos hacer mientras estuvimos juntos; ambos aprendimos del error y ambos estamos dispuestos a mejorar por esta relación. Sé que ahora tengo tu apoyo condicional como tú tienes el mío y sé que ahora podemos mejorar todas esas cosas que permitimos que nos dañarán, que permitimos que se entrometieran entre nosotros dos. Hemos madurado y ahora podremos demostrarlo.

A pesar del tiempo, de la distancia, de las personas y cualquier otro estorbo al final pudimos encontrarnos de nuevo. Y ahora sé que tengo un lugar en tu corazón y sé que es mío solo mío porque nadie ha podido borrarme por completo de tu corazón y tu cabeza. Ambos pudimos salir con personas diferentes pero ambos entendimos que nuestra vida fue escrita para permanecer juntos  y que nadie ni nada podrá derrotar al destino para volver a separarnos. Es una nueva vida a tu lado y quizá volvamos a fallar pero esta vez somos más fuertes.



     Compartir         Compartir