Recuerdo aquel día en que nuestras miradas se encontraron, no fue como en los cuentos de hadas, no fue como en las comedias o dramas románticos; tú estabas allí, desafiándome y no pude evitar sonreír y desde ese entonces me perdí en ti, sin darme cuenta, sin quererlo, sin pensarlo, sin saber porqué.

Poco a poco me fui introduciendo en tu interior, evitando a toda costa caer en ese abismo de cualidades y defectos que me hacen saber que eres perfecto para mí. Eres esa viva muestra de que los sentimientos no son cuestión de polos opuestos o paralelos, el amor no es asunto de qué tan parecidos somos, mucho menos de que tan distintos seamos. Tú eres la firme convicción de que para perderse en alguien, solo es necesario mirar a sus ojos y descubrir en ellos esa alma deambulante que siempre he estado buscando.

Duele estar seguro de ser parte de ti y no poder ser consuelo ni siquiera de mi misma, duele pertenecer a unos brazos y no poder estar en ellos, duele no escoger de quien puedes enamorarte, duele que el alma esté en constante gobierno sobre mí para decidir ella sola a quien pertenece, duele que seamos la pareja perfecta en el momento menos indicado de nuestra existencia, duele ser de ti y no poder estar en ti.

Eres la firme certeza de que somos almas solitarias, esparcidas en el mundo, condenadas a encontrarse y hacer de nuestra existencia un caos perpetuo, pero el más hermoso caos, porque por más difícil que sea estar lejos de ti, saber que estás, me hace la persona más feliz del mundo. Un sentimiento inefable llena mi espíritu cuando puedo ver tu sonrisa, un alegría inexplicable es capaz de tatuarse en mi rostro cuando te diriges a mí, de esa manera como solo tú lo haces, es única la forma en que es capaz de demostrarme la vida de que somos esas almas gemelas, halladas la una a la otra a destiempo.

tumblr_static_8nka0cu99ao8g8g884g88k0k8_640_v2

Me perdí en el más hermoso laberinto, porque aunque duela, amarte sin poder quererte, ha sido la más hermosa lección que he podido recibir, porque es este camino he aprendido que no sólo hay sonrisas y alegría, que no sólo hay abrazos, que no sólo hay besos, sino que también hay lágrimas, hay vacío, hay dolor, pero sin eso, no habría podido descubrir lo que significa estar perdido en alguien, estar amando a alguien. Por el dolor sé, que cada fibra de mi ser es parte tuya.

Estoy perdida en ti, porque todos los días que estoy contigo, me demuestran que estamos hechos el uno para el otro, aunque el mundo se empeñe en decir lo contrario, mi corazón siempre estará dispuesto a seguir lleno de ti, perdida en ti, porque me has hecho creer que sí, que sí es posible ser parte de alguien, como yo soy de ti.

Autor: E. R. Rose



     Compartir         Compartir