El dolor aún recorre mi cuerpo como si fuer parte de mis venas, aún recuerdo aquél día que no puede decirte cuanto es que te amaba, cuánto es que te extrañaba. Ahora que ya no estas aquí todo me recuerda a ti, todo vuelve a sangrar la herida que no he logrado sanar. Me arrepiento de aquél día en el que no quise hablar contigo, el día en que mi orgullo fue aún más fuerte que el perdón. Quisiera regresar el tiempo y poder abrazarte una vez más, poder mirarte a los ojos tocando tu pelo y hacer que el tiempo se detenga para poder contemplar tu rostro.

Ya no volverás, ahora solo es tiempo de esperar a que la vida nos una de nuevo en un mundo que aún es incierto. Esperare el tiempo necesario para estar junto a ti y escuchar tu voz de nuevo. No quiero entregar este corazón a nadie más porque te pertenece, porque aún estas dentro de él.

Las imágenes aún torturan mi mente, aún recuerdo cuando escuche tu último suspiro, tu último aliento. Aún escucho el sonido que produjo mi corazón al romperse, al darse cuenta que ya te habías ido, que ya tu espíritu se encontraba lejos de mi. No quiero aceptar que ya no estas porque aún quiero sentirte cerca, aún quiero sentir tu protección.

Nunca pensé perderte de esta manera, nunca pensé que llegaría el día en el que ya no pudiera estar cerca de ni, el día en que ya no podría tocarte. Te extraño, te extraño todos los días.

A pesar de la muerte, a pesar de la ausencia y a pesar del dolor mi amor es tuyo. Te sigo amando después de la muerte y sé que te seguiré amando por una eternidad porque el verdadero amor lo soporta todo, lo puede todo, puede superar cualquier cosa con el anhelo de estar junto con esa persona, con la persona que puede llenar tu mundo y convertirlo en un paraíso. Te seguiré amando hasta que los mares se sequen, hasta que la tierra se consuma. Te seguiré amando porque sé que aún tu alma sigue ahí, porque sé que la muerte solo alejo tu cuerpo de mí, pero que tu ser aún esta cerca de mí. La muerte no pudo destruir este sentimiento que arde y que jamás se extingue, este amor que daría cualquier cosa por ti, un amor que durará más que el infinito.

Pienso en ti y te pensaré cada vez que tenga la oportunidad, cada vez que tenga la oportunidad buscaré la manera de encontrarte en algún lugar, no importa si solo llegue a encontrarte dentro de mis pensamientos, no importa si aún en mis ilusiones y sueños tú te encuentres. Solo es cuestión de cerrar mis ojos y visualizar tu cuerpo frente al mío, solo es cuestión de soñar despierta inventando nuevas historias juntos sin importar que se esfumen con el viento, lo que importa es que pueda sentirte de nuevo, pueda verte de nuevo.



     Compartir         Compartir