Extrañarte fue morirme en vida, fue manifestar con mi mirada la sensación más hipócrita de cordura, pues de verdad intentaba demostrar que estaba bien, pero cada día sin ti iba siendo peor.

Extrañarte era como rogar porque volvieras a dañarme un poco más, como si no hubiera sido suficiente los estragos que hiciste en mí. Tal parece que necesito más, todo indica que extrañarte es convencerme que necesito más de ti, por lo que no me canso de rogar sin éxito por tu regreso.

Extrañarte es creer estar bien y derrumbarme al mismo tiempo, extrañarte fue aferrarme cada noche a la almohada, pues le puse tu cara.

missu

Extrañarte fue odiarme por no tener la suficiente entereza de olvidarte como tú lo hiciste conmigo, es odiarme con fuerza por no  poder arrancarte de mi vida, es sentirme presa del pasado, sentir que soy mejor con tus recuerdos.

Es aferrarme a un adiós que no quería que llegara, extrañarte es hacer de mi vida un dolor constante, es sentirme sola, rodeada de gente, extrañarte es no resignarme a no tenerte y aun necesitarte.

Extrañarte fue sentirme desesperada al ver que iba olvidando tú rostro,

que tu sonrisa ya no acompaña mi mente y que tu mirada ya no acaricia mi alma.

 



     Compartir         Compartir