Quiero contar como es vivir con esto, comenzaré por agradecer a los que pese a mí volátil y vulnerable comportamiento, pese a mis arranques de ansiedad y pánico, están ahí para mí. Quiero decirles que con su paciencia y mi empeño estoy logrando sobrellevar esto. Simplemente gracias.

Tengo ganas de compartir un poco de mis sentimientos no solo porque sea un ejercicio dado por mi terapeuta, en realidad quiero que se den cuenta un poquito de lo que es vivir en el mundo de la gris depresión, créanme que no es sencillo, hay días en los que simplemente mi cabeza y comportamiento sentimental es un completo desastre, una madeja enredada de la que resulta imposible ver la punta. Todos quieren creer que el tratamiento va bien, y de nuevo siento que esperan más de mí, de lo que puedo dar, en realidad, las pastilla y la terapia van bien pero, no siempre logro contener mi desequilibrio sentimental.

feel

Pero también hay otros días verdaderamente buenos, días en los que creo poder evitar los medicamentos y solo ver a mi terapeuta en eventos sociales y no dejarle mi quincena por encontrar mi estabilidad, en esos días me siento capaz de decir “estoy bien” y sobre todo que los demás me crean. Pero la verdad es que son más los primeros días locos y turbios que los segundos cuando en realidad me siento feliz.

Quiero hacerlos parte de mí sentir, lejos de verme como víctima que necesita compresión, quiero que entiendan no estoy así porque me guste, ciertamente no comprendo porque a mí me tocó padecer esto, pero de lo que sí estoy segura es que no quiero que sea la característica clave de mi personalidad, no quiero que esto me supere, estoy luchando por ser yo la logre derrotarla, a veces me desespero y siento que es más fuerte que yo, porque simplemente no me encuentro, y no sé qué fue de mí, pero sigo tratando de controlarme, preguntas y preguntas que sé que muy pronto tendré la respuesta.

sad

Me gustaría que sepan que la depresión es diferente en cada persona, para alguien siempre es todo gris, para otros son cambios más fuertes y dolorosos, pero como casi todas, es una enfermedad que tiene cura, y yo estoy luchando por derrotarla, quiero que sepan que cada día estoy intentando rodearme de un abrazo  que me diga que me amo y merezco ser feliz, quiero decirles que cada una de las personas que están a mi lado, las amo a veces más que a mí misma, aunque mi comportamiento suela reflejar lo contrario.

Quiero que sepan que, los amo y que lograré vencerla, quiero admitir que vivo con depresión pero con la ayuda de todos mis amigos y familiares que por ustedes y por mí, lograré ganar esta dura batalla.



     Compartir         Compartir