Es común escuchar que el mundo se ha convertido en caos, la corrupción, la soberbia, los malos seres humanos, han vuelto la vida compleja, tal parece que la humanidad está perdida, que la desesperanza ha muerto, lo vemos todos los días en las calles, y para colmo la televisión y las noticias lo confirman… puede que el mundo se este convirtiendo en un lugar inhabitable, puede ser, pero ¿porqué no tratar de mirar el día a día con otros ojos?

se positivo

¿Qué quiero decir con esto? La vida no puede seguir de acuerdo a tus perspectivas, el mundo no puede girar como tú lo imaginas, es verdad que no vivimos en una realidad de color rosa, pero es una realidad que en medio del desastre tiene muchas cosas buenas que valen la pena, creo que todo es cuestión de perspectiva de pensar positivo, de darle a todo una nueva salida, créeme que si ves las cosas desde un punto de vista más positivo, descubrirás que puedes cambiar la realidad.

Es cierto que es mucho más fácil mirar y callar cuando percibimos que las cosas no se están haciendo de la manera correcta, pero porque no mejor actuar distinto, confío plenamente en que los grandes cambios ocurren con pequeñas acciones, con un cambio de actitud que al final traerá grandes beneficios.

Todo puede empezar desde la forma en que nos tratamos los unos con los otros, la amabilidad, la caridad, la apatía con los que menos tienen, y en un punto totalmente alcanzable para todos, si no puedes ayudar, por lo menos no hagas daño; con esto me refiero a otras personas, al medio ambiente y a el entorno que nos rodea.

Te anticipo que no todo el mundo tiene el don de la felicidad, pero tú puedes ser uno de aquellos que se atreve a cambiar, ver las cosas con perspectiva significa poder sacar algo bueno de las dificultades. Todo es cuestión de querer ver las cosas de manera distinta, sacar el lado bueno a todo, poner un granito de arena para mejor la vida.

positivo

Te e invito a que dejes de mirar la vida por el lado negativo, abre bien los ojos y permítete emocionarte por los pequeños detalles de la vida; la risa de un niño, las flores, el amor, la alegría, enfócate en compartir lo bueno, en transmitir valores, en apreciar lo bueno y dar felicidad a quien está contigo.

Te aconsejo, ser luz en días de neblina, ser esperanza, ser magia en días de apatía.

Solo es cuestión de que te permitas tener nueva visión de la vida.

 



     Compartir         Compartir