No procuro engañar a nadie, nunca he pretendido ser una mujer súper buena, ni me las doy de santurrona, pero definitivamente hay una parte de mí que solo muestro a aquel compañero que se ha ganado mi entera confianza, a aquel que ha demostrado querer ver atreves de los ojos de mi alma, aquel que ha dejado de llenarme de etiquetas, para descubrir que soy muchas cosas y que a veces estas también son opuestas, que no existe incoherencia en ser por la mañana invierno y por la noche primavera.

Nadie es bueno ni malo, nada es completamente blanco o negro, todos somos un poco de todo, hay millones de colores en el mundo, y si hablamos de personas, no hay una que sea igual a la otra, esto es lo que las hace a cada una invaluable, irreemplazable, y maravillosa, pero no todo es para compartirse con todos, para el mundo tengo mi sonrisa, no me molesta sonreírle a algún completo desconocido, pero no lloraría en frente de un extraño si pudiera evitarlo.

Sé que lo que te digo te puede resultar extraño, sé que piensas que una misma persona no puede ser inocente y lujuriosa, sé que te huele un poco a engaño, pero en ningún momento te he engañado, simplemente que mientras te conocía te mostré la parte de mi personalidad que puedo mostrarle a un extraño, pero ahora que somos pareja he decidido hacerte avanzar un peldaño en la confianza que te tengo, y mostrarte más de mí, al hacer esto obviamente no todo será bueno, pero lo que si te puedo asegurar es que estarás más cerca de mí en todos los sentidos, podrás conocerme mejor y yo a ti, y para hacer esto es completamente necesario que te olvides de todas las etiquetas que me han puesto tú y los demás.

Durante el tiempo que hemos estado juntos te he mostrado solo mi lado inocente, pero tengo un lado erótico, obsceno, sensual, lujurioso, que solo pocos han sido afortunados de conocer, y hoy quiero que lo conozcas tú, hoy quiero que nos bañemos en el mar de las emociones saladas, que descubramos el amanecer despiertos, exhaustos, con una sonrisa enorme de satisfacción, con un mismo latido, con una misma piel.

Hoy quiero que conozcas mi lado lujurioso, ese que solo se le muestra a unos pocos afortunados, ese lado oculto para el mundo y que será visible para ti, espero que lo valores y lo disfrutes conmigo.
Autor: Sunky



     Compartir         Compartir