¿Quién nos ha dictado la tarea de hacer todo antes que los hombres? O sera tanta nuestra necesidad de superar que nos vemos obligadas a afectarnos haciendo todo lo que podamos antes de cierta edad. Sólo un grupo de personas salen beneficiadas con eso y no somos nosotras.. Una mujer que se respeta y que se hace respetar no esta viendo como dar gusto a los demás, no pertenece a un grupo social, vive para ella y respira para ella nada más, no se ocupa de asuntos que no tengan que ver con un bien general. Una persona con inteligencia no esta al pendiente de lo que los demás dicten, sin embargo, ¿Cuántas de nosotras respondemos a esas características?

Muchas veces ya he escuchado decir que no hay sexo débil, que las mujeres somos tan buenas como luos hombres, que si hay sexo fuerte eso deberíamos de ser nosotras, pero para mí sólo son un montón de cuestionamientos y competencias sin una meta. Esta de más decir que muchas quieren igualdad, que otras quieren liderar y que algunas quisieran equidad; todo mundo quiere algo en especial pero no se puede dar gusto a cada una de ellas. Se pierde el tiempo observando lo que los demás quieren, se pierde el tiempo diciendo el mal que ocasionan los demás sin vernos a nosotros mismos. 970186_10152957814780226_1318046362_n

Una mujer hecha y derecha con ganas de ser única y verdaderamente útil, no anda viendo como satisfacer a cualquier persona, una mujer fuerte grita cuando es necesario, se hace escuchar y sabe hacerlo. Una mujer fuerte ríe cuando quiere y no tienen a llorar, odia cuando se le traiciona, juega, ama, sonríe, pide ayuda cuando no puede más, habla y saber callar. A veces también se equivoca pero sabe retractarse y hacer las cosas bien, a veces odia porque nadie entiende al que es diferente, otras ocasiones miente porque nadie esta exento de tropezar pero se levanta y se limpia una mujer así ya sabe como volver a empezar. 37452

No se necesita dar gusto a los demás, no se necesita hacer todo lo contrario para ser diferente, basta con intentar hacer las cosas bien porque el mal cualquiera lo hace, no es difícil; complicado es intentar hacer lo correcto sin importar que siempre habrá alguien que salga a defender a las que no tienen idea de que pensar. Una mujer que es fuerte no teme a expresarse y defender lo que piensa así como la manera en la que vive. ¿Cuántas de nosotras somos así?



     Compartir         Compartir