La verdad es que nunca te imagine así,  en mis sueños nunca te visualice tal como eres, no entras para nada en mi prototipo, ni el color de ojos, ni tus alborotados rizos,  no llegaste para nada en  la forma en que yo esperaba, nuestras primeras miradas, no detonaron  en un amor de película, en un amor a primera vista, en un amor de cuento de hadas.

hermosa casualidad

Lo cierto es que por azares del destino te cruzaste en mi camino, te convertiste en un simpático conocido y al poquito tiempo en un buen amigo, fuimos cruzando sin planearlo muchos caminos, tú el amigo preocupado, yo la amiga protectora, te convertiste en mi confidente, en mi pañuelo de lágrimas, en mis llamadas de madrugada. Yo en tu amiga consejera, en tu amiga que se negaba a que estuvieras con una chica cualquiera.

Éramos tan distintos y al mismo tiempo tan parecidos,  los dos aferrados a nuestras ideas, tan fieles a nuestro sueños, de gustos  tan opuestos en la música y la comida, algunas veces discutiendo y otras tantas y ante otros defendiéndonos.

  

 

Y así sin darnos cuenta entre abrazos y risas, y una que otra bebida, nuestros ojos se encontraron, nuestros labios se reconocieron, y así sin saber cómo, entre beso y beso, dejamos escapar el tiempo.

Con un poco de miedo y confusión, decidimos correr el riesgo, nos entregamos sin angustias a este sentimiento, pasamos de ser grandes amigos a locos enamorados, incontables   risas nos regalamos, también discusiones y algunas malinterpretaciones, pero  con la ventaja de saber que nos conocemos,   que entre nosotros  no hay máscaras, ni engaños,  ni falsos escenarios

te adoro

No eres para  nada como el amor que soñé, no te acercas para nada a la imagen del príncipe azul que imagine, pero eres sin duda mis más hermosa locura, lo mejor que la vida me regalo, eres mi amor, mi cómplice y mi todo, mi fiel amigo, con mucha suerte, mi feliz destino

Eres sin duda mi  más hermosa casualidad

 

 



     Compartir         Compartir