Una carta para el hombre que no pude seguir amando, en esta carta te expreso todo lo que siento y todo lo que te agradezco, me he dado cuenta con el paso de los días que tu atención, tus esfuerzos tus platicas ya no han sido las mismas, y me he percatado que  estoy dejando de ser una importancia para ti, y estoy pasando a ser algo más.

Lamento no haber llegado a tu vida en momentos y en circunstancias diferentes, así mismo te agradezco las atenciones que tuviste conmigo en un principio para poder estar a tu lado, y las veces que nos reímos juntos, que jugábamos, que hablamos, que lloramos  y que nos demostrábamos amor.

Te agradezco por cada instante que soportaste mis cambios, mi indiferencia y espero haberte dado el apoyo, el amor, la paciencia, constancia, la confianza y fidelidad que el amor necesita, después creí como un flash de ilusión que seguías amándome como al principio, luego pensé y comencé a sacar motivos y conclusiones de que ya alguien más ocupaba esa importancia para ti, no sabré ni quiero saber si fue una persona.

Los problemas, tus expectativas, tus gustos o cualquier otra circunstancia, solo sé que ya no soy parte de este libro, se y me voy con que fui un capitulo muy importante ya que fui quien llego en el peor momento y lo quiso transformar  al mejor para tu felicidad y la mía y no me arrepiento de eso, simplemente no puedo soportar esta situación y no quiero que termines siendo mi enemigo, quiero que sepas que me hubiera quedado contigo hasta envejecer si era posible, pero mi corazón ya estaba por estallar.

Te deseo lo mejor, te deseo que busques el buen camino, y espero algún día cuando te llegue encontrar  verte como un hombre renovado, espero tal vez verte con una esposa o una mujer a la que ames, respetes y saques adelante entonces estaré feliz y sabré que contribuí para que esa felicidad se llevará acabo, te pido que dejes de pensar en mi o en los problemas que tenga yo voy en busca de mi camino por que lo he perdido en este rumbo, que Dios siempre este contigo y te de la paz y sensatez que necesita tu vida muchas gracias por todo, y por lo malo también porque  con eso aprendí  demasiadas cosas, quisiera haberme quedado seguir escuchándote y amándote pero me orillaste alejarme, y ha llegado la hora de irme, espero haber logrado sembrar y dejar algo bueno en ti.

sola novela

Quiero que sigas adelante, eres grande nunca olvides que yo te lo dije sin esperar nada cambio, te amé infinitamente ahora es momento de amarme a mí, porque he comprendido que mi felicidad no depende de nadie más solo debe de ser compartida, el día que necesites de mi podrás confiar en mí, siempre tendrás a tu amiga, te mando el ultimo abrazo adiós.

J.S.M  Jacqueline Sánchez Millán



     Compartir         Compartir