No solo se trata de colocar la semilla en el lugar indicado para crear y obtener un hijo. Puedes sembrar miles de ellos pero si no sabes aconsejar y estar ahí para ellos para cuando te necesiten, sin importar lo que sea, sin importar lo que vaya a pasar, si estás ahí durante toda su vida eso te convierte en un verdadero padre y te da derecho de decir que has creado vida.

Existen miles y miles de niños que no han conocido a un verdadero padre a pesar de que ha estado a su lado, a pesar de que tantas veces les han llamado ‘papá’ pero también ellos mismos se han dado cuenta que existe un vacío en esa palabra, que existe un vacío a pesar de que pueden verlo de que pueden darse cuenta de que es real, que tiene un padrea su lado, pero un padre que no ha sabido ser amigo, que no ha sabido ser y servir de compañía, que no ha sido un consejero y protector.  Porque de nada sirve ocupar u lugar más en esa mesa a lado de un hijo si no se sabe ser un verdadero padre.

2

Existen otros casos en los que hijos no han conocido ni siquiera a su padre porque ese hombre que solo sembró la semilla cuando quizo sin importarle las consecuencias lo dejó y no le importo dañar una vida, una vida que lleva incluso un pedazo de él en su sangre. Cuando una persona no sabe valorar a otra persona que salía de él entonces no tiene el derecho de llamarse padre, no tiene el derecho de recibir lagrimas por haberse marchado y ser un cobarde, porque eso es lo que es una persona que es capaz de abandonar a un hijo y huir de las responsabilidades, huir de el amor y cariño de un hijo. No merece ser llamado padre y creador de vida porque no ha tenido corazón de abandonar a un ser pequeño.

Pero quizá en algún lugar si ese hijo encontró el cariño y respeto de un padre en otro lado. Quizá ese ser engendrado de algún cobarde o un hombre que no lo merece tuvo la compasión de Dios y le permitió encontrar a una persona que pudiera tomar el papel de un padre y demostrarle que una persona no necesariamente necesita sembrar la semilla para convertirse en un padre de verdad.

Lamentablemente por las calles nos podemos topar con muchas historias como estás de hombres que no tuvieron las agallas de poder ser un verdadero padre y que solo se tomaron a la tarea de engendrar sin preocuparse del cariño y todas las necesidades de ese ser que crearon. Un padre es aquel que aconseja y esta a tu lado siempre sin importar las consecuencias o lo que ha de venir. Un padre es aquel que tiene las agallas de responder por un hijo y darle todo el cariño que merece. Un padre es aquel que sabe abrazar y consolar cuando se le necesita.



     Compartir         Compartir