Estos días  me han parecido imposibles, sin poder evitarlo, te recuerdo a cada instante, no me ha sido fácil asimilar tu ausencia, fingir que me duele no sentirte cerca, y notar mis ojos tan vacíos de ti.

Te marchaste, decidiste que no querías quedarte a mi lado, te fuiste aun sabiendo lo mucho que te amaba, te marchaste dejándome sin ilusiones, ni esperanza, ni nada.

Elegiste otro camino, ir en busca de nuevos destinos, y yo aquí, tan sola, con las alas rotas, luchando contra los recuerdos, contra este amor que me inunda y me agota.

Te alejas como si no pudieras borrar nuestra historia, seguiste tu camino sin mirar atrás, no te importo causarme tanto daño, no importo dejarme atrás.

vete

Te vas, sabiendo que este  amor daba todo por ti , te vas dejando  mis sueños hechos trisas.

No sé en qué momento decidiste dejarme de amar, no sé que te dio ella que yo no te pude dar, pero, pero creo que al final te di todo lo que tenía, no pude haberte dado más y sin embargo te fuiste con ella, al final ella me robó tu amor.

Todavía siento el dolor latente, el pecho me quema y no puedo evitar llorar; no pude hacer nada para que te quedarás, de nada sirvieron mis palabras que por un momento se convirtieron en suplicas, en suplica que casi me hicieron perder mi dignidad.

Y ahora todas esas mariposas que revoloteaban por ti, están desfalleciendo, una a una han muerto, y duele, aun me duele.

  

Creo que lo peor del caso es que mientras yo te pienso, tú en cambio ya eres feliz,  has podido sin tanto esfuerzo volver a reír, volver a sentir, volver a enamorarte.

Nada pudo detenerte, pero sé que en algún momento inesperado,  algo te hará extrañarme.

Que desgastante es sentirme así, tan débil tan indefensa, lamentando tu ausencia, sufriendo sin ti.

Espero que sea cierto el dicho que afirma que el tiempo es sabio, que poco a poco dejaré de pensarte, de extrañarte, de amarte.

Cuando esto pasé, espero que no vuelvas a irrumpir en mi presente; que no cambies de opinión, que no añores lo que fue.

Lucharé por superarte, por  olvidar lo que pasó, por perdonarte

lloro por ti

Así que te pediré un gran favor:

Ahora que has decidido marcharte, hazlo con la firme intención de no volver, por favor no te arrepientas, no se te ocurra buscarme,  por favor  sigue de frente sin mirar atrás.

 



     Compartir         Compartir