Definitivamente los hombres siempre serán el tema más sonado, especialmente porque muchos van de error tras error, lastimando, engañando y rompiendo corazones. Esto último les resulta sumamente atractivo a la gran mayoría, pareciera que no encuentran nada más en que entretenerse y divertirse.

Lo peor en un hombre creo que es su doble moral y personalidad. Muchos optan por ser el príncipe azul que todas esperan encontrar y juran y perjuran que jamás te habrán de lastimar, pero al cabo de un tiempo sacan las uñas y te muestran su verdadera cara; resulta que no eran ni la mitad de que lo que simulaban ser, pero se esforzaron un buen tiempo tan sólo para conseguir todo aquello de ti que elevara más su ego y sin importar y sin piedad, suman un corazón roto a la lista de conquistas.

Y cuando por fin descubres que tu príncipe azul no era más que un patético ¨lobito¨, ellos no tienen más interés en quedarse a tu lado, deciden huir sin más y van en busca de otra, otra tonta como tú que todo le has de creer.

Y lo peor de todo es que pareciera que no aprendemos la lección, para muchas siempre termina aplicando la frase ¨verbo mata carita¨, no importa que el tipo tenga la peor fama, ni siquiera importa que le puedes leer por encimita, tu caes rendida a sus pies porque te sabe hablar bonito y te endulza el oído y no te importa que esa miel tarde o temprano termine convertida en hiel, crees en él e ignoras todas las señales, ¿será que muchas aman ser masoquistas naturales?

large (83)

Al menos para mí mentir termina siendo un acto egoísta y cobarde. Eso de enamorar a alguien sin intenciones de amarle es para irse directamente al infierno. Sí, es verdad que muchas veces en parte las mujeres tenemos la culpa de que los hombres se la quieran pegar de ¨cabrones¨, todo con tal de escuchar halagos y todas esas tonterías que seguramente con más de una han de utilizar. Sin embargo, creo que por más ingenuas que algunas sean no merecen ser lastimadas, tal vez las mujeres necesiten abrir los ojos pero los hombres necesitan abrir el corazón y darse cuenta del daño que causan y que ninguna mujer lo ha de merecer.

Para mí no hay nada mejor que la sinceridad, si te quieres enamorar, pues ¡vas!, si no, pues tan sólo expón que te interesa algo ocasional más no una relación, si lo que buscan es sexo es tan fácil insinuarlo y decirle, en este caso está de más el palabrero. Creo en la igualdad entre un hombre y una mujer. Todos tenemos las mismas necesidades, así que no veo el afán de mentir con tal de llevarte a una mujer a la cama, eso no te hace un cabrón… te hace un patán.

Lo peor viene cuando fingen sentimientos, verdaderamente no logro entender por quién fueron educados, creo que un hombre así: falso y mentiroso, no vale siquiera un peso y es lo más vacío y patético que puede existir.

Al menos yo, hace mucho que dejé de esperar y buscar al príncipe azul, ¿para qué? si de buenas a primeras terminan sacando las garras y dejándose ver como un triste ¨lobito¨ que tan solo sabe lastimar, ignorando que algún día todo se le habrá de regresar.

151-300x208

Al menos hoy, yo prefiero un lobo feroz. Esos que te tiran la baraja en la primera cita o a la primera mirada. Los que no se andan con rodeos ni juegos. Los que son hombres de verdad y saben y te dicen a lo que van. Los que te dejan elegir si continuar la partida o retirarte. Los que no se fijan tan sólo en su diversión o en llenar sus necesidades, sino que también satisfacen las tuyas.

Ahora quiero un hombre y sincero, un hombre que no se ande con estúpidos rodeos, un lobo feroz y no un lobito, ¡eso quiero!

Y es que el lobo feroz siempre se mostrará como es y se sabe retirar cuando la mujer dice no, porque a pesar de no ser el hombre perfecto ni el de tus sueños, él sabe respetar y sumar corazones rotos no es su visión. Él sabe que en el río hay muchos peces aunque la realidad es que siempre te termina ganando aunque todo sea un ¨juego¨ y te haga consciente de ello, y es que a pesar de su personalidad y de no quererse enamorar, son detallistas, divertidos, pervertidos y caballerosos. Con él no hay medias tintas, tú sabes a lo que te atienes y la decisión queda solamente en ti. Sí, es verdad que el hombre lobo resulta ser todo un galán, pero te aseguro que no es imposible de enamorar, basta que llegue el momento en que se desee estacionar.

Por otro lado, el lobito no es más que un hombrecito atormentado por su pasado, seguramente le hirieron anteriormente y por ello desea regresarla con otras personas. También pudiese ser que es tan inmaduro e inseguro que no busca más que otra cosa que elevar su autoestima, sin importar a quien perjudique o lastime.

El lobito siempre se mostrará como el príncipe salido de los cuentos de hadas, él chico perfecto que incluso hasta tus papás querrán para ti. Puedo asegurar que te derretirá con sus demostraciones de amor y tratándote como una dama, aunque la realidad es que sólo desea llevarte a la cama.

abrazados-en-la-cama-5

A él no le importa que te hayas enamorado, tampoco te advirtió que no lo hicieras, todo lo contrario, se mostró muy enamorado y juró amarte, pero tan sólo consigue lo que quiere huye como el peor de los cobardes y su juego inicia otra vez… con alguien más.

Siempre será mejor exponer la verdad. A más de una mujer no le interesa enamorarse pero si pasarla bien, basta que coloques tus cartas en la mesa y muestres tu jugada y permitas a la dama elegir. No hay mejor arma para acabar con los corazones rotos que la sinceridad. ¡No enamores sino tienes la intención de amar!

¨Yo prefiero un hombre lobo… que me vea mejor, me escuche mejor y me coma mejor¨. 

Un lobo feroz, eso es lo que quiero. Un hombre que me dé la oportunidad de elegir si quiero aventura o no. No un niño tonto atormentado por su pasado, que finja amarme y me termine enamorando para después hacerme a un lado. Y tú, ¿qué prefieres?

Autor: Stepha Salcas



     Compartir         Compartir