El amor, generalmente requiere de un instructivo, pero cuando dejas de necesitarlo y las respuestas simplemente llegan, cuando dejas de buscar el manual de pasos para gozar el amor, es cuando dejas de estar enamorado para comenzar a vivir el amor en su máxima expresión, es cuando te dejas llevar, cuando fluyen en armonía, cuando de verdad se comienza a vivir y a gozar el amor.

En el amor, como en todo, hay etapas, procesos, evoluciones, me refiero a la atracción, comprensión, empatía, apoyo, besos, apapachos, arrumacos, enamoramiento, admiración, obsequios, sorpresas, “la pregunta”, “las palabras” esas palabras que muchos temen otros las dicen al viento, pero siempre llega el tiempo de decir “te amo”. Todo esto y más, siempre hay en una relación, sin embargo, aun no hay el “best seller” del amor, el 1,2,3 de las relaciones, nadie sabe el orden de cada uno de los elementos antes mencionados. Cada cabeza es un mundo, y la vida en pareja es un universo entero.

hug

Hay personas que viven cada relación como un cuento de hadas, en donde viven buscando el “vivieron felices para siempre” pero, cuando el, “para siempre” dura tan poco, la desilusión rompe cada una de las membranas de la burbuja rosa.

Al principio, todo es adrenalina, euforia, felicidad, hasta le pones nombre a todas la mariposas que hicieron casa en tu interior, los días malos no te afectan por que el solo prensar en tu caballero amado te envuelve en una atmosfera perfecta, todo es sonrisas, y así, “estas enamorada”.

Sin embargo, a veces pareciera que la vida da piruetas de cabeza, y te aleja del amor, sientes que el mundo te escupe y dejas de creer en el amor. Para las personas que te rodean, es fácil juzgarte y decir que ahora estas amargada, pero no piensan que el ya no creer en ese sentimiento, es la consecuencia de haber amado una vez, con todas las fuerzas de tu interior, y el haberte entregado por completo en algo que termino siendo tu más bello error, te hizo creer fielmente en que alguien destruyó al amor.

Pero un día, conoces a una persona que de nuevo te hace sentir bien contigo misma, alguien que te devuelve la confianza y la adrenalina que se siente cuando tu ser vibra por alguien más, de nuevo vuelves a sentirte cómoda con su compañía, dejas las caretas que inconscientemente tenemos cuando queremos agradar a alguien, y la etapa del enamoramiento te embriaga por completo de nuevo, pero recuerdas los fantasmas de las relaciones pasadas, y dejas de buscar respuestas, dejas de buscar ese manual de pasos para no regarla y llegar a la felicidad, es entonces cuando sin pensarlo, te arriesgas y comienzas a vivir una experiencia nueva, sincera, completa.

love

Entonces te das cuenta que por fin tienes lo que querías, que lo encontraste sin buscar, que chocaste de frente con esa persona que finalmente sin darte cuenta, acaba siento tu persona.

Esa persona por la que vale la pena luchar, por la que vale evitar, saltar o destruir cada barrera para seguir juntos, sabes que es tu persona, porque van, hombro con hombro creciendo, luchando por estar juntos, por seguir cada vez más enamorados.

De esta manera y sin darle vueltas, un día conoces a una persona que finalmente se convierte en tu persona y dejas de preocuparte por  ser lastimada de nuevo, ahora solo te preocupas por dar lo mejor cada día, solo te preocupas por cuidar que esa persona siempre siga siendo tu persona.



     Compartir         Compartir