A veces solemos olvidar las cualidades que tenemos.

“Pequeña:

Probablemente lo primero que hagas con esta carta sea corregirle las faltas de ortografía, disculpa si no las hay, pero es que con tantas cartas que yo misma corregí he aprendido mucho, y creo que tú vas por el mismo camino, vas bien.

Sí, hay cosas en la vida que son tan fáciles de solucionar como agregarle un tilde a una vocal. Sin embargo, existen otras que por más correcciones hagas siempre costarán más. Reconozco que a tu edad siempre quise ser mejor, aprender a mi manera y verle el lado bueno a la vida. Debido a eso me gané burlas y envidia por parte de muchas personas que disfrutaban cada vez que yo gritaba “¡Ayúdenme!”encerrada dentro del baño de niñas.

13A

Sí, quizá en ese tiempo ser un poco más inteligente que el resto te valía recibir golpes o miradas desagradables, pero tú no debes abandonar jamás ese deseo de aprender. Verás, cuando crezcas esa característica te abrirá infinitas puertas, más aún si sigues siendo tan amable y bonita como siempre.

A veces las personas cuando son niños no entienden que el conocimiento es una de las bases de la vida, simplemente te miran como fenómeno cuando tienes esa capacidad de soñar y transformar esos sueños en figuras mágicas en plastilina, amigos oníricos que hoy son de carne y hueso, y me quieren y respetan por lo que soy.

Querida, no está mal ser inteligente. No está mal querer saber más, ser creativa, ayudar y buscar tú misma las respuestas si no te las dan.

Sé que es duro pasar día por medio encerrada en un baño o aguantando las burlas de tus compañeros o que te quiten la comida que llevas a la escuela. Si te sirve como consuelo, esos compañeros que ahora te molestan, hoy no tienen nada que los haga sentirse plenos y contentos consigo mismos, simplemente no ganaron nada con tu sufrimiento.

pintando-el-cuarto-de-la-nina

Deja las lágrimas, olvídate y enfrenta los miedos con ese coraje que sé que tienes escondido por ahí y que algún día te convertirá en la mujer fuerte que ahora sé que soy.

Continúa con tus sueños, lucha por tus ideales y jamás bajes los brazos. No importa lo que te digan, no importa si te traicionan o te lastiman, debes seguir siempre constante y no dejar que nada ni nadie te frene, así lograrás ser la mujer que sueñas ser.

Cuídate, ama a los tuyos y sigue mostrando esa maravillosa sonrisa, harás felices a muchas personas, pero lo más importante: te harás feliz a ti misma.

Lo lograrás,

Con amor,

Tu yo de 25 años.

P.D: La manilla del baño del primer piso tiene un desajuste, si la mueves en forma circular la puerta se abrirá en segundos”.

Fillette qui colorie

por Andrea Araya Moya.



     Compartir         Compartir