Hoy es cuando más necesito que seas comprensivo conmigo, no he sabido ser suficientemente justa contigo y es que debes saber que he tenido que arriesgarme a hacer las cosas sin saber como es que se hacen, más que injusta sido inexperta, el tiempo me ha dejado ir aprendiendo, pero pues lo hecho hecho está… Te he lastimado y hasta me aproveche de ti.

Realmente lamento cada cosa a la que te he sometido, yo no estaba totalmente consciente de las consecuencias, no es hasta el día de hoy que te veo herido y sin muchas ganas de seguirme el paso. Entiendo tu negación, a veces corrí en vez de ir despacio y con cautela, me hago totalmente de eso, quisiera saber como es que puedo ayudarte.

Aunque también te reclamo porque muchas de esas veces no me dejaste ver lo que querías de manera clara, muchas de esas ocasiones sólo lograste confundirme más y sé que no era esa tu intención pero es que tratar de adivinar es como caminar a tientas en la oscuridad. Mi falta de experiencia y de esa empatía por otras cosas aparte de mí, no me dejaron ver tu estado y el dolor del que hoy me encargo.

Yo hoy me detengo un momento porque eres tú quien no me deja avanzar, primero que nada quiero informarte que no vamos hacia el mismo camino de siempre, hoy quisiera ir en pasos seguros, fijarme bien antes de hacer las cosas y todo con el fin de encontrar a alguien adecuado para mí y para ti, sin embargo, no puedo hacer las cosas yo sola, necesito que me guíen en lo que tú también deseas.

andreas-heumann

Te pondré en primer lugar porque al fin y al cabo somos parte del mismo cuerpo, eres tú quien permite que pueda sentir tantas cosas, estoy decidida a encontrar a quien nos haga sentirnos más que bien, que no haga sentir lo que es un amor que antes de doler de por vida, nos deje con un buen recuerdo de lo que es amar.



     Compartir         Compartir