¡Qué maravilloso es iniciar una nueva relación! Créeme que yo estoy súper enamorada de ti, y sé que tú lo estás de mí, pero también sé que tienes dudas y miedos, porque no te ha ido muy bien en el amor y en anteriores relaciones te han hecho mucho daño.

Quiero que sepas que conmigo tu corazón está seguro, pues voy a cuidarlo y a defenderlo con todas mis fuerzas. Yo jamás de los jamases te haré daño, porque te amo y porque eres la razón de mi alegría. Prometo hacerte sentir bien y estar ahí cada que lo necesites.

Prometo permanecer a tu lado en las buenas y en las malas, porque para eso es una pareja, para apoyarse en los momentos difíciles y no sólo para gozar los tiempos venturosos.

Prometo darte mi calor cuando el clima de tu alma está pasando por fríos intensos.

Prometo respetarte siempre, como hombre, como persona, como ser humano, como mi amigo, como mi amante, como mi pareja y como mi compañero de vida.

Prometo tratar de estar siempre del mejor humor para hacerte sonreír, porque me encanta verte alegre y quiero verte así todos los días. Y cuando tengas días tristes, quiero ser capaz de sacarte al menos una ligera sonrisa.

No te puedo prometer que todo será miel sobre hojuelas en nuestra relación. Estoy consciente que todas las parejas atraviesan por problemas, y que tarde o temprano discuten, tarde o temprano pelean, tarde o temprano se enojan… pero sí te puedo prometer hacer todo lo posible por arreglar nuestros problemas con la mejor disposición, con el mejor ánimo y con mucha apertura a la comunicación, porque creo que las parejas que se comunican mucho y efectivamente son las que suelen durar más, y yo quiero durar contigo mucho mucho tiempo, toda la vida si se puede.

Así que no te preocupes, tú tranquilo, que yo cuidaré tu corazón. Lo dejas en buenas manos, como yo sé que dejo el mío en buenas manos también. Cuidémonos mutuamente, que para eso nos tenemos.

 

Autor intelectual: Lluvia Márquez



     Compartir         Compartir